Adtemexi es la reina del futuro

Entre fantasías de un bajo nivel medio y mucho «carromato», sorprendió el diseño de Jorge González, que ya tuvo una dama en 2014, para Fuente Alta con la colaboración de Tu Santa Cruz.

No hubo grandes sorpresas, en general, en las fantasías de la gala, salvo en la que firmó Jorge González para Fuente Alta y Tu Santa Cruz, a la postre ganadora. De resto, mucho carromato y expectativas defraudadas de diseñadores como Santi Castro o Daniel Pages.

Precisamente, el palmero Pages ganador de 2014, abrió el desfile. Y por partida doble, porque siendo el único que presentaba dos aspirantes, la suerte se encaprichó en que salieran seguidas. El primer traje parecía una flor de pascua gigante… con falta de riego. El traje de la segunda aspirante, también de Pages, más carnavalero. Parecía llevar a cuestas la puerta del decorado. Colorido.

En tercer lugar, la fantasía de Ecoembes, realizada por los reclusos de Tenerife II. Una joya. Era reciclada y pareció obra de arte…. Elegante, fina, limpia… Por poner un pero, la música lenta.

En cuarto puesto, el diseñador decano, Miguel Ángel Castilla, y Miguel Cruz, de Las Palmas. Un traje más sencillo con una candidata libre entre plumas negras y amarillas. Muy cabaretero. Fresco.

Quinto, Javier Caraballero. De niñas y tercera edad dio el salto, sorprendió y demostró que las nuevas generaciones pisan fuerte, con un traje inspirado en el escudo del Tenerife en 3D por lo del futuro.

La candidata de Alexis Santana desfiló en sexto lugar, con una fantasía en la que predominaba el blanco y dorado. La creación, inspirada en el «Ángel caído», el monumento a Franco de la avenida de Anaga, también versión 3D. Tres figuras y mucha pluma.

Cerrando el primer bloque, Antonio Santos, grande en la tercera edad, con una fantasía espectacular de dos caras. Por delante, entre plata; por detrás, un Pegaso negro y muchas expectativas.

Anna Simón hizo un alto para el descanso en la televisión, canción incluida. Anuncios de Densia y Strefen para la garganta.

Segundo y último bloque. Una de las favoritas, de Santi Castro. Solo faltó aquello de… Santa Cruz ya tiene reina. Altura, garbo, elegancia… y la chica, hija del periodista José Manuel Pitti, casi levitaba. ¿Alguien cantó bingo?

En octavo puesto, los diseñadores de Saida Prieto hace dos años, Cavi-Lladó. Su fantasía de guardiana era un rebujón de plumas.

Los comerciantes de La Salud apostaron por una fantasía de Jonathan Suárez, un remolino por la puesta en escena.

Alfonso Baute tomó el testigo para otra firma grande: Fedola. Mucha flor. Muy currado y un desafío a que el traje no pesa, pero un crucigrama en busca de sentido. Por arriba un cuadro, por detrás un búho. Tenía moraleja.

La Peña Salamanca llegó entre oruga y mariposa. Como trabajo final de escuela taller, aprobado.

La candidata de Fuente Alta lució un diseño de Jorge González, que ya consiguió dama en 2014. Entre plumas y algún dorado, ¿cantidad o calidad? Y por detrás, una cabeza de caballo de perfil. Pues vale. Grande. Muy grande.

Cerrando, una de las diseñadoras clásicas, Expedita Hernández. La aspirante, una reina. El traje… parecía la versión del cartel viviente.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.