Al menos tres murgas infantiles causarán baja en el Carnaval 2018

Tres importantes bajas se dan en la modalidad de murgas infantiles del Carnaval. Pita-Pitos, Paralepípedos y Tiquis-Miquis han confirmado que no saldrán a la calle en febrero. Solo en el caso particular de Pita-Pitos ha sido comunicada de forma oficial su ausencia ante Fiestas, mientras que en los otros dos se ha informado a través del Facebook de cada formación.

Con Pita-Pitos, 22 años dando la murga en Santa Cruz, los ocho de Paralepípedos y los cuatro de la segunda etapa de Tiquis–Miquis, elCarnaval pierde más de treinta años de historia. Junto a estas ausencias, una veterana formación infantil está a la espera de la llegada de la concejala de sus vacaciones para informarle de su posible ausencia.


Las confirmaciones de estas tres ausencias se han sucedido en menos de dos semanas. Los representantes de las tres formaciones, Julio Alfonso, Yerai Lorenzo y Bahitiare Villalba, coinciden en que las tres murgas infantiles dejarán de salir por falta de componentes, pues no consiguen reunir el mínimo de 35 integrantes por el desinterés general de la cantera.

“Los niños no quieren estar ahora en murgas infantiles; no van a ensayar y algunos llegan al concurso y luego no quieren saber más del grupo”, explican. En opinión de algunos, “asistimos al final de un ciclo”. No falta quien culpa a Fiestas y le reclama más ayuda y menos obstáculos para sacar una murga.

A modo de anécdota, las tres murgas infantiles que ya han anunciado que causarán baja en el Carnaval de la Fantasía participaron en la segunda fase de la pasada edición.

Con el descenso de grupos, y que se prevé que aumente con una baja inminente, falta por conocer qué hará Fiestas: si mantiene las tres fases o, por el contrario, baja a dos fases. Frente a las tres bajas ya confirmadas, y una que está a la espera de que venga la concejala, solo se ha registrado el nacimiento de Redoblones, de José Cortés “El Pirata” y Tati Arias, desgajados de Rebeldes.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>