“Al resto de rondallas les faltan disciplina y trabajo para ser como el Orfeón”

«Cuando llegué al Orfeón en 1988 estaba a punto de poner el candado, casi como ahora”

Esteban Afonso (La Laguna, 1952) se define como un enamorado de la cultura y el deporte de su tierra. Con solo diez años ya pagaba diez pesetas como socio del Canarias y con 14 ya era aspirante a socio del Orfeón. “Ya con esa edad trabajaba a cincuenta metros de la sede de la sociedad, en el Supermercado Méndez”.
¿Entra en el Orfeón por tradición familiar?
Decido hacerme aspirante a socio con 14 años porque me gustaba. El Orfeón La Paz siempre ha sido un referente de la ciudad.
¿Cuándo asume la presidencia de la sociedad?
Fue en 1988. Se había presentado una moción de censura al anterior presidente, José del Rosario (q.e.p.d.), y había dos candidatos. Por la mañana me reuní con el entonces alcalde, Elfidio Alonso, para asuntos del Club Baloncesto Juventud Laguna, que presido desde 1973, y me preguntó: ¿Vas a ser el próximo presidente del Orfeón? Y le dije que para nada. Por la noche, la votación fue a mano alzada y me eligieron presidente por 88 votos a favor. Los candidatos que se habían presentado obtuvieron 12 y 4 votos.
¿Cómo era la situación cuando llegó a la presidencia?
El Orfeón estaba a punto de poner el candado. Pasamos momentos difíciles, no sé si tanto como ahora. Quien soporta a la sociedad es nuestro ayuntamiento de La Laguna.
¿Influye la situación económica para dejar el Carnaval?
Dejar de concursar es una decisión que se tomará de forma definitiva en septiembre. Hemos celebrado una reunión informativa con los socios y queda consultar a otros agentes. La situación económica no influye para dejar de concursar. El Orfeón tiene actividad todo el año: Reyes, Carnaval, Semana Santana, San Benito y exaltación de la mujer canaria, elCristo, homenaje Manuel Hernández, Santa Cecilia, Navidad…, y a esto se suman las clases de pulso y púa de nuestra adjunta a la dirección. Tenemos la suerte de tener dos grandes directores: Manolo Gil, de pulso, y Juan Ramón Vinagre, del coro. A esto se suman actuaciones durante todo el año. El Orfeón trabaja tres veces a la semana y amplía los ensayos cuando tiene compromisos.
¿Qué le falta al resto de las rondallas para ser como el Orfeón?
Modestia aparte, al resto de rondallas le faltan trabajo y disciplina, como la que impone nuestro director Juan Ramón Vinagre. De hecho, el componente del Orfeón no sale el mismo día que se incorpora. Espera un tiempo, hasta que exista una simbiosis. Y no todos están dispuestos a eso en otras rondallas.
¿Imagina el concurso de rondallas sin el Orfeón?
No entiendo el concurso de rondallas sin el Orfeón. Dejar de concursar me da tristeza en cierta manera. Llevo 25 años y en ese tiempo también hemos ganado algún segundo y hasta terceros.
¿A título personal es partidario de dejar de concursar?
Soy partidario de dejar de concursar para dedicar tiempo a preparar el centenario, no sé si cinco años, hasta 2018, o menos.
¿Se informó correctamente de la decisión a los componentes?
Hemos comunicado a nuestros componentes el planteamiento en una primera reunión. Se lo informamos al gerente y queda reunirnos con el concejal de Fiestas, que es quien decide, consultar a otros agentes directamente vinculados al Orfeón y a la propia federación de rondallas, a las que también debemos respeto. La decisión final será en septiembre.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.