Alemania “rescata” las murgas

Jana Michels llegó en septiembre por un intercambio y “desembarcó” en la murga infantil Carricitos, que cantó anoche, gracias a una compañera del instituto Poeta Viana.

Llegó en septiembre a través de un intercambio de estudiantes para aprender castellano y acabó metida en una murga infantil. Este es el caso de Jana Michels, natural de Hamburgo (Alemania).
Nacida el 28 de enero de 1995, Jana, que tiene una hermana de 14 años –Jasmín– que reside con sus padres en Alemania, estudia en la actualidad primero de Bachillerato en el Instituto Poeta Viana, en la capital tinerfeña. Allí trabó amistad con una compañera de clase que le hablaba de “murga”, un término que para Jana era totalmente desconocido. “En Alemania solo hay un fin de semana de Carnaval, y solo es una fiesta, que la mayoría se hace con coches –carrozas– que emiten música inglesa”. Jana reconoce que fue en Tenerife donde conoció la música salsa. “Allí la fiesta se hace con la música de los coches, y los únicos que salen disfrazados son los que llevan sus vehículos”.
Para su familia es impensable que Jana esté en una murga porque “saben que a mí no me gusta cantar en público”. Pero están contagiados de su alegría e ilusión, al encontrar en la murga su otra familia. “Los mayores de la murga nos encargamos de ayudar y animar a los más pequeños”, cuenta.
Si hay algo que le llama la atención de la murga a Jana es precisamente que “canta al pueblo cosas críticas, algo que no es normal en Alemania”. Cuando se le pregunta a qué dedicaría ella una letra si la hiciera para cantar en su país natal, Jana responde: “El gobierno da dinero allí a personas que no tienen trabajo pero que tampoco se preocupan por buscar trabajo. Criticaría eso”.
Esta murguera, que milita en la infantil Carricitos, admite que le costó aprender la letra, pero encontró el truco: leerla para luego aprender a pronunciarla. Su murga subió anoche a cantar y ella se quedó en casa para poder estudiar, pues además vive en El Cantillo, en Tacoronte. De forma paradójica, ya es protagonista de un grupo de Carnaval sin conocer la fiesta. Su única referencia, hasta ahora, es Youtube.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.