Antonio Ramírez: “Estoy en otro concurso que no voy a ganar, pero intentaré llegar a la final”

«A Mamelucos un error le cuesta un premio, más que a otros los errores cometidos al cantar»

“Me molesta que se llegue a un acuerdo y se rompa por detrás”

Antonio Ramírez ha sido este año el gran ausente en el concurso de murgas por compromisos laborales y personales, en una edición donde sus Mamelones lograron doblete de primeros, hito alcanzado solo por Lengüines –en 1978–, Rebeldes –en 1981 y en 2007–. Pero en ninguna de esas tres ediciones se otorgó además el Enrique González. Ayer, Mamelones dio el triple salto mortal y sumó el premio Criticón. Algo inaudito. Nacido en Santa Cruz, en 1960, Toño Ramírez, “El Chocolate”, se inició en el Carnaval de la mano de su padre, también solista de Los Huaracheros, que con dos años lo sacó en la Masa Coral. Pero lo de él no eran tanto las cuerdas como “dar palos”, dice con sonrisa socarrona. En 1973  fue cofundador de Ni Pico, con 11 o 12 años, junto a 16 niños más, hasta que en 1979 sacó Mamelones y, luego, Mamelucos.
¿Cómo se ven los “toros” desde la barrera?
Con nervios, sabes lo que están cantando y te das cuenta dónde se suben o no… y hasta por dentro rezas para que salga todo bien.
Habla como director de Mamelucos…
¡Hombre! Hasta la fecha nadie me ha dicho todo lo contrario.
Se lo digo porque habla en tercera persona de ellos.
El año que no pasaron tampoco subí con Mamelucos por gripe.
¿Cómo vio a Mamelucos?
Soy muy crítico con los míos. Reconociendo algún posible error en final. A Mamelucos un error le cuesta otro premio más, y en un momento dado tenemos que pagar lo que tenemos que pagar.
¿Comparte los premios?
A mí que me digan el lugar y la hora del concurso.
¿Dónde vio el concurso?
Entre el público, donde las papas están al fuego (se ríe), donde se ve la actuación cercana.
¿Tiene el acto reflejo del directo?
Hice un giro de espalda, pero de resto estuve fiel, firme y derecho a escuchándolos.
¿Tenía a Mamelucos en su quiniela de ganadores?
Tal y como están las bases quedaría en un empate, 1-1. Si en fase Mamelucos está bastante bien, y en final está por debajo, un 1-1 sería Mamelucos-Bambones.
¿Es partidario de mantener el actual sistema de bases?
Me merece todo el respeto el jurado porque no es fácil estar ahí; segundo, hay muchísima gente que no quiere estar en ese jurado y debe ser  que no es nada cómodo. Al margen, creo que todo el mundo va a tirar por lo suyo. Si las bases son las que son y se aceptaron por mayoría… acepto la mayoría, la  respeto y la  acato, no faltaré a la palabra,al contrario de lo que le hicieron a Luis Hormiga, “El Suspi”, presidente de la  federación. Me molesta que se llegue a un acuerdo y que por detrás se rompa.
¿Esperaba la muerte anunciada de la federación?
Me da mucha pena. El que piense que por no haber estado en la federación  estoy tirando cohetes está muy equivocado. No me parece correcto, son decisiones que se tomaron en su momento. Luis Hormiga puede haberse equivocado, pero era la figura representativa de la federación.  Una cosa es dar un tirón de orejas por algo que no se comparte a desautorizarla… Eso deja mucho que desear en ese colectivo y de la fiabilidad que pueda existir. Trimani –unión de Triqui-Mamelucos Ni Pico– no tiene ese concepto. Hemos tomado durante tres años decisiones conjuntas.
¿Preparados para la fusión de Trimani con Diablos y Bambones?
No, ni mucho menos. Trimani sale porque no veíamos clara la transparencia de la oficialidad de la federación Y sale porque tres amigos de la calle de La Noria deciden unir fuerzas.
¿Le deja el Carnaval un sabor agridulce: dulce por el resurgir de Triqui y agrio porque Ni Pico se quedó a las puertas de la final?
Sí, me alegro por Castilla y los 30.000 comentarios hechos sobre los Triquis. A Ni Pico le está costando un poco más, pero no dudo de que volverán por sus fueros.
Una broma. ¿Al final el gafe de Mamelucos, este año tercer premio, era usted?
Si es el mismo gafe de la Barriada… Analícelo.
¿Toño está al frente de Mamelucos en la calle?
No, no lo creo. Estoy en otro concurso en el que, al menos, intento pasar a la final. Sé que no voy  ganar ese concurso en el que estoy ahora, pero voy a intentar pasar a la final. Ese es mi concurso hoy por hoy.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.