Bambones sacó petróleo en la final

La murga de El Cardonal hizo historia al repetir primer premio de Interpretación por segunda edición consecutiva, algo que se le resistía, pues hasta ahora solo premiaba los años impares.

Bambones fueron anoche los «jefes» de la final de murgas, donde sacaron petróleo. Tampoco tuvieron que esforzarse mucho para hacer su cata en busca del oro negro en una pésima final, donde brillaron también Triquikonas. Bambones ganó por ser la mejor, por méritos propios con independencia a que el resto haya defraudado. Triquikonas se quedó injustamente fuera del podio, víctima tal vez del sistema de votación.

El segundo premio de Interpretación correspondió a Diablos Locos, que restó nota y encanto por su segunda canción sobre «la solidaridad». El premio a la regularidad, el tercero, fue para Mamelucos, que siempre juega bien en fase y ayer mantuvo nivel, aunque sin demasiados brillos. De forma curiosa, de las 24 murgas solo tres se repartieron los premios en Interpretación y Presentación.

La final de murgas volvió anoche al recinto ferial después de dos años en el Estadio. Regresó, pero dejó el encanto por el camino. Bambones estuvieron magistrales, seguidos de unas Triquikonas que dejaron el pabellón altísimo. Cabe destacar el regreso a primera división de Triqui Traques que parece haber superado la crisis de identidad y reorientado su futuro al estilo Mengíbar con el «triqui-show». Fue el estreno de David Mengíbar. Bienvenidos, Triquis.

A Mamelucos le faltó chispa. Mejor musicalmente en la fase, no tuvieron gancho anoche.

Diablos Locos arrancaron con una letra muy buena, pero que se volvió en su contra. Guachipanduzy y Burlonas celebraron su premio: el pase. La final recuperó calidad con Triquikonas y su ausencia entre los cartones es dolorosa. Luego Bambones, sensacionales, para comprar mañana con EL DÍA el CD, y para cerrar, La Traviata, más comercial de lo habitual en su estilo.

La peor final en años, acorde a la desorganización de Fiestas, que dejó incomunicados a los medios de comunicación.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.