Borja Abreu, de bailarín a diseñador de Joroperos

Escaparatista de Zara, lleva media vida en el Carnaval. Comenzó de componente en las comparsas y, tras curtirse como creador, hizo su sueño realidad: presentar una reina. Ahora vuelve a casa.



Nacido hace 38 años, Borja Abreu (Santa Cruz de Tenerife, 1979) lleva más de la mitad de su vida dedicado al Carnaval. Comenzó como bailarín de comparsas y en 2019 regresa a la formación de cuerpo de baile y parranda en la que se curtió: Joroperos. Eso sí, no estará en el baile, sino que ha asumido la responsabilidad de vestir a la comparsa más laureada del Carnaval. Con un añadido, tomar el testigo a la encomiable labor desarrollada por el creador Santi Castro, autor de las fantasía de los laguneros en los últimos 20 años.

Borja Abreu comenzó en el Carnaval como componente de la comparsa Brasileiros en 1997, con apenas 17 años. Coincidió justo con la primera edición sin Juan Carlos Armas en la formación que preside Esteban Reyes. Después de dos años, Borja se incorpora a Joroperos como bailarín, donde militó durante seis años (1999-2006). Estando en la formación lagunera recibe la invitación de Danzarines Canarios de ser su diseñador, tarea que asumió durante 11 años, hasta que en 2018 asumió esta labor en Danzarines Edu Martín.

De cara a 2019, Borja regresa a casa, de la que salió como bailarín y a la que vuelve como diseñador. Algunas curiosidades: bailó con diseños de Santi Castro, a quien toma ahora el relevo; o estuvo en el cuerpo de baile que dirigía desde entonces Juan Carlos Mera, lo que le facilitará ese entente entre diseño y baile.

Entusiasmado con el encargo, Borja no olvida a Danzarines, la comparsa que le dio la alternativa de dar el salto y estrenarse como creador de fantasías. Y hasta presentar su primera reina infantil. En su primer año, 2006, logró un accésit de Presentación, hasta 2017, cuando cerró su etapa en la comparsa de la calle Santiago y que lidera Luis Hernández, con un segundo de Presentación. En medio, diferentes accésit o terceros.

También Danzarines le permitió a Borja subir otro escalón en los sueños de un diseñador: presentar una reina infantil. Se estreno con una candidata infantil en 2007 y logró una dama. Quedaba ya más cerca lograr el sueño de su vida: “Hacer mi reina”.

Borja se entrega al diseño de diferentes modalidades como quien cursa un máster en formación de cerrajería, espaldares, tocados. Necesitaba información, experiencia y curtirse. Durante cuatro años diseño a la agrupación musical Salsaerengue; con la que también presentó reina infantil, y logró una segunda dama. También se adentró en las murgas, con Los Que Son Son, a quienes creó su fantasía durante sus ediciones (2013-14).

En 2017, de la mano de la firma Ron La Indiana, hace realidad su sueño, participar en la gala de elección de la reina adulta del Carnaval. Gana una segunda dama y en 2018, una cuarta dama, avales para revalidar la colaboración por tercer año en 2019. Para el Carnaval de las Profundidades Marinas, Borja Abreu hará la reina de Ron La Indiana, el vestuario de Joroperos y la fantasía de la comparsa Cumbacheros, de Lanzarote, a la que diseña desde hace seis años, y colaborará con los tocados de Las Celias, a quienes diseña Juan Carlos Armas. En paralelo, su actividad profesional como escaparatista de Inditex (Sara), labor que desarrolla hace 10 años; antes estuvo en Corte Inglés.

Fernando Hernández, presidente de Joroperos, celebra el regreso a casa de Borja. “Es joropero”, dice con una sonrisa. También reconoce la labor desarrollada desde que Joroperos saliera a la calle en 1972 hasta la fecha. “Nosotros tampoco éramos de grandes fantasías en los inicios. Entre los primeros diseñadores estuvo Daniel, un chico joven, luego, durante tres o cuatro años, Jorge Álvarez, hasta que tomó el testigo Santi Castro, que venía de Danzarines Canarios”. Fernando Hernández es categórico: “Santi Castro ha sido el mejor diseñador que ha tenido Joroperos”, para añadir: “Ahora me toca volcarme con el nuevo”, una  prueba más de que Joroperos apuesta por la gente joven, con ganas e ilusión, admite.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.