Joroperos reina en el fondo del mar

La comparsa lagunera revalidó su primero de Interpretación en un concurso de gran nivel medio, acompañada en el podio por Los Cariocas y Tropicana, con accésit para Danzarines Canarios, premiada por lucir la mejor fantasía.

Interpretación
1.- Los Joroperos
2.- Los Cariocas
3.- Tropicana
Ac. Danzarines Canarios

Presentación
1.- Danzarines Canarios
2.- Rumberos
3.- Rio Orinoco
Ac. Los Joroperos

CRÓNICA DE JOSÉ DOMINGO MÉNDEZ, EN EL DÍA

En la tierra, con su tremenda sincronización; en el aire, a través de escorzos imposibles;en la calle, donde más les gusta imponer su ritmo y armonía o, como ayer, en el fondo del mar, el motivo de este año. Los Joroperos reinaron de nuevo en el concurso de comparsas del Carnaval chicharrero. Un espectáculo fluido, aunque menos rápido que los últimos años por la tardanza en los cambios de un grupo a otro y, sobre todo, con gran nivel medio de calidad tanto en parrandas y voces como en los cuerpos de baile.
A los laguneros les acompañó en el podio como segunda Los Cariocas, cuando cumple 50 años en la fiesta, y tercera fue una Tropicana que va a más. Accésit para Danzarines Canarios que, además, se llevó el primero en presentación escoltada por Los Rumberos (segunda)y Río Orinoco (tercera) con accésit para Joroperos. Los de Fernando Hernández –30 carnavales ya como director– no podrán repetir el triplete de 2018 cuando ganaron los dos primeros más Ritmo y Armonía.
Se acabó, si alguna vez la hubo, la crisis de las comparsas. De aquellos tediosos concursos que acababan a las cinco de la mañana con coros impropios de un competencia pública a estos espectáculos visuales aunque este terminara sobre las tres menos cuarto. Con agilidad (menos que los últimos años) y calidad artística. Con voces extraordinarias (por este orden de frecuencia en español, potugués-brasilero e inglés) y orquestas de tronío, así como cuerpos de baile con ensayo detrás para darlo todo en media hora. Progresan adecuadamente. No fallaba entonces ni lo hace ahora un público fiel, entregado a su preferida pero entendido y respetuoso. El recinto ferial se llenó con 5.000 personas.
Dos notas negativas:la ausencia de Los Valleiros (1977), de Isauro Abreu, por problemas de número de componentes y la puesta en escena de Brasileiros, cuya rica y fecunda historia no merece el nivel artístico mostrado.
Tropicana Infantil (viva la cantera, la única por ahora) prologó mientras Nueva Fuerza y el djMike amenizaron la deliberación del jurado. Una hora tardaron en dar el veredicto que anunciaron Marlene Meneses y María Doménech a las 2:25 de la madrugada.

1.- Cariocas (1969).- Los de Valleseco, con José Manuel González al frente, salieron como un huracán en su aniversario entre el habitual apoyo de su afición. Muy bien en los cambios de ritmo y vestuario, dos claves comparseras. Colorido en movimiento, cruces de brazos casi perfectos y estudiadas coreografías, con las melodías brasileñas de fondo. De Brasil al repertorio latino sin perder fuerza en la parranda ni de coordinación en el baile, para terminar de nuevo en su país de origen, el carioca. Cariocas forever.

2.- Rumberos (1965).- Italia fue su referencia. La coreografía de gondoleros, de Volare a Venecia sin ti dio paso al estilo de la factoría Monzón (padre y fundador, Manuel, e hijos y herederos, Roji y Juan José) entre cambios de ritmo. Se notó el trabajo de los ensayos en la sincronización. Mezcla de revista con salsa y batucada de Brasil antes de acabar con “Mamá llévame a La Habana”. Rumberos, de La Salud, y, ayer, de Italia.

3.- Joroperos (1972).- Querían recuperar la esencia comparsera sin abandonar su estilo de “mostrarse”. Lo bordaron. Su elevado número de bailarines llenan el escenario en todos los sentidos. Una apisonadora de la samba a la coreografía y vuelta con la reina percusión. Dominio del escenario, coordinación en la división por grupos, grandes voces, cambios de ritmo milimétricos, músicos de lujo… Fuerza, ritmo y sincronización con final espectacular. Esencia de Joroperos.

4.- Tabajaras (1984).- Con Gerán Celso al frente mantuvieron un hilo conductor:el de la tribu amazónica origen de su nombre. Buen coro y baile que rozó las tablas gimnásticas. Disfraz y repertorio se unieron en la tribu. Se vio trabajo en una actuación equilibrada que cambió en el segundo tema hacia rumba, samba y salsa. Esta se impuso con dos reinas: Yemayá y Celia Cruz. La tribu de Tabajaras.
5.- Bahía Bahitiare (2002).- Desde el Suroeste con Zara Díaz. Mucha batucada de entrada con coreografía especial y fuerza para cantar Libertad. Coordinados, con cambios de vestuario logrados, tambores de fondo y una letra adaptada al Carnaval. Tras una pequeña inmersión en la revista musical acabaron con guiño a Celia y su “Bemba colorá”. Desde el cielo con el corazón, Bahía Bahitiare.

6.- Brasileiros (1971).- Volvió una de las grandes e históricas. La única noticia agradable. Pocos componentes y una evidente falta de trabajo y ensayo. Los chicos, más bien las chicas porque solo había un bailarín, lo intentaron pero… Hay que ayudar a Esteban Reyes a mantener la llama encendida. Lomejor es que vuelven a salir. Brasileros remontan vuelo, pero menos.

7.- Tropicana (1994).- Desde Candelaria y en alza. José María Bolaños diseñó la sorpresa al principio de la presencia de un violinista en un logrado efecto. De ahí a las referencias africanas y la batucada para enlazar un único tema con los ritmos afrocubanos de una gran orquesta. Cambios muy conseguidos tras quedarse a oscuras el escenario y original acercamiento al pop antes de acabar rumbo a Brasil. Llegó a buen puerto la travesía de Tropicana.

8.- Río Orinoco (1988).- Mucho colorido con relevancia del body paint de parte del cuerpo, nunca mejor dicho, de baile. Un solo popurri de melodías y ritmos. Inicio potente, con mucha fuerza en voces y en baile. De la música brasileña y los tambores al show para acabar con ritmos latinos. Cambios muy bien resueltos y espectacular final de interactuación con la grada. Un jardín en el Río Orinoco.

9.- Danzarines Canarios (1971).- El cambio de director, Luis Rodríguez por Luis Hernández que sigue de presidente, ha sido positivo. Letra propia original con la música cubana de fondo, incluido el son moderno de Camila Cabello, y espectaculares movimientos de baile. De Cuba y con la percusión de intervalo a Brasil y la lambada. Epílogo de salsa romántica y despedida con Gloria Stefan en una fiesta coral. Todo bien hilvanado. Danzarines en sus puestos.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.