Trapaseros regresa a Santa Cruz

norte2016Los de Juanka López volvieron a ser los mejores con una magistral actuación, la más completa, mientras que Irónicos se contentó con un segundo, con una obra de arte. El premio Criticón fue para Irónicos, por “La voz del artista”.

Interpretación
1.º Trapaseros
2.º Irónicos
3.º Cascarrabias
Acc.: Tiralenguas

Presentación
1.º Archicuerpos
2.º Trinkosos
3.º Criticonas
Acc.: Risilocas

Trapaseros e Irónicos protagonizaron las dos actuaciones más espectaculares de la final de murgas del Norte. Detrás de ellos, tres escalones por debajo, Cascarrabias y un accésit a gusto del jurado.


CASCARRABIAS1.- Cascarrabias (Puerto de la Cruz, 1984).- Pusieron al público en tensión solo con su final, dejando solo cinco segundos para agotar los 30 minutos de actuación. Pero es que pareció que les habían parado el tiempo otros tantos segundos. Dirigidos por Ardiel Herrera, que se estrenaba proveniente de Zeta-Zetas, comenzaron con fuerza su pasacalle, para seguir con su primer tema, “La evolución humana”. Con una fantasía “trónica” de “Cromañón”, casi desnudos, solo por el desafío al frío merecían puntuar. El tema arrancó en cómo ha cambiado el tiempo y recordando el móvil de la época, un bucio. Jugaron sacando punta a la Edad de Piedra, luego vino la piedra de lavar, la de hielo, la de fumar… toque de humor. Luego se pusieron camisa para matar otra etapa y “volaron 20 siglos”, con referencia a Soria y Unelco, para cerrar con traje y corbata. Para acabar, a desnudarse otra vez. Buena idea, pero el tema no acabó de enganchar.

El segundo, “Te lo advertí”: un murguero y su pareja, y los reproches por seguir en la murga. Tan obsesionados están con las murgas que el hijo se llama Primi y el perro, Humberto, porque es “tu tocapelotas”. Se vinieron arriba al decir que el día de la boda no entra con himno, sino pasacalle. A partir de ahí, se desinfló el tema. Se esperaba más. Decepción.


NI PA TANTO

2.- Ni Pa Tanto (Icod de los Vinos, 1976).- El premio de la murga decana de la final era estar en la final. Tras su presentación, interpretada a casi tantas voces como años de participación en el Carnaval, comenzó su repertorio, bajo la dirección de Richard López.

En su primer tema, “El tacaño”, hicieron honor en humor y calidad musical al título de la canción. La letra comenzó con el nacimiento del tacaño, que vino al mundo por forceps de tan agarrado. A partir de ahí, fueron marrones para hacer reír. Al final, identifican al tacaño de su canción con Rajoy, y ahí vuelcan toda su crítica. Tema de trámite.

Tampoco despuntaron en la segunda, “La vuelta ciclista a la corrupción”, un intento de ponerse a rueda de la calidad de murgas grandes. En idea y puesta en escena recordaron al ciclista de Desbocados de hace años. Pero nada que ver. Eran ciclistas que recorrían lugares, como Madrid, Cataluña o Canarias. Aquí pareció que cantaron: “Empiezas de concejal y acabas de presidente”. Lo mejor, estar en la final con 40 años dando la murga a sus espaldas.


TIRALENGUAS

3.- Tiralenguas (Icod de los Vinos, 1991).- Segundo premio de Interpretación 2015, confirmaron el bajón de la primera fase. Pero era una final a siete y pasaron. Por momentos se notó la mejoría de los de José Antonio Vera gracias al fichaje de Óscar Gómez, director musical de Ni Pico-Ni Corto. En otros momentos parecía un homenaje a sus 25 años de historia cuando cantaban. Tantas voces como años.

Tras una presentación que repasó sus bodas de plata, comenzaron con “Los traumas infantiles”. El tema prometía, una apuesta en un intento de humor con situaciones que traumatizaron a los niños, desde el hombre del saco al monstruo, para hacer reír con el ratoncito Pérez, que es millonario, y sacan una mano negra para nombrar a los políticos. Pero giran y se lanzan a buscar el levantaplazas, aunque tuvieran que traer a la abuela desahuciada en Fuerteventura. Daba lo mismo el hilo conductor y ponían en pie al público. Aunque fuera desesperado, ni así arrancaron.

Su segundo, “El protocolo”, hilo conductor para reprochar a los políticos que los visitan un día al año. Luego jugaron con la palabra protocolo para hablar de la sanidad… pero podía ir a peor. Y lo demostraron cuando, con o sin protocolo, cargaron contra la iglesia y su “doble moral”, en su opinión, a la hora de tratar a los transexuales. En vez de “El protocolo”, parecía que se titulaba: “¡Qué venga Dios y lo vea”. Siguieron con un retahíla de demagogias, casi mejor que con la que ironizó Mamelucos en la final de Santa Cruz. Los argumentos de sus letras arrancaron bien, pero según avanzaba el crono perdían sentido. Felices bodas de plata.

Eran los terceros de una final fría. De temperatura y de calidad.


TRINKOSOS

4.- Trinkosos (La Orotava, 2015).- En su primer año, lograron pasar a la final, dejando atrás el jurado a murgas como Archicuerpos. Pero nada más tomar el escenario se demostró que Trinkosos no había tirado en fase lo mejor para pasar.Eso sí, el primer tema de anoche, mucho mejor que el segundo, ambos de Félix Padilla, autor de todo el repertorio del estreno.

Nacido de Pizzicatos, que finalmente dejó de salir, Trinkosos, dirigidos por Héctor Iván Rodríguez, demostraron buenas voces por momentos. La primera parte de su actuación, lo mejor; y la selección musical recordó a Bambones, no solo en su despedida, también en su primer tema.

Abrieron su actuación con “Siéntete afortunado”. Un arranque facilón, una pareja que viene de viaje a Tenerife, a partir de ahí el tema se vino arriba, cuando hacían un recorrido por las Islas. De los mejores golpes de humor de la velada, tal vez el más sonado hasta el momento, cuando dicen que en Las Palmas hay drag, pero que no todos , solo el 90%. Se nota la influencia de Bambones cuando recuerdan términos de las Islas.
Podía ser la sorpresa de la noche. Pero cantaron el segundo, “Deshumanizados”. Y se fueron a hablar de terrorismo, trenes de Atocha, musulmanes, judíos, protestantes… Parecían desplomarse sus aspiraciones a un cartón, con lo bien que pintaba el primero. Buen inicio de Trinkosos, mejores en final que en fase.


RISILOCAS

5.- Risilocas (Icod de los Vinos, 1997).- Trajeron el buen recuerdo que habían dejado Cascarrabias, cuando comenzó el concurso, y sacaron la calidad del socavón donde había entrado.

Cantan bien, la mayoría de las veces, y anoche con contenido, reivindicando que no iban sin triunfos a la final. Las de Luisi Hernández hicieron una bonita presentación, con solista incluida. Buena dicción.

Su primer tema, “No son solo palabras”, arrancó bien. Desgranaron, en su “Diccionario”, el segundo de la velada, acepciones de términos como coño, ola (hola), piña o raya… Al ritmo divertido, con la gracia de los chío chío de Mamelucos, echaron mano de chistesmalos.com para sacar lo del encaje negro y la broma manida, para acabar pidiendo igualdad y una mejor educación. Bien cantando con contenido y algunos chistes malos.

Siguieron con “Tenerife limpio”. Eran trabajadoras de la limpieza de carreteras y, tras escuchar el tema, quedó demostrado que el letrista lo escribió en una retención, por lo largo que se hizo. Comenzaron con guiños de humor para sacar punta al STOP. Mejoró cuando diferenciaron entre el anillo de Las Palmas y la “diadema” del norte, pero se liaron limpiando en el Parlamento y el Senado, cuando parecía la cara B del tema. Bien cantando, aunque muy largo, y demostraron estar entre las dos mejores hasta el momento. Llegaba el esperado duelo: Irónicos-Trapaseros.


ironicos

6.- Irónicos (Los Realejos, 2004).- Llegaron y se desmarcaron del resto. Se quitaron el disfraz de murga de mitad de tabla que vistieron en Santa Cruz y se mostraron sensacionales.

Dirigidos por Muco Hernández, los ganadores del 2015 fueron sensacionales, por fuerza, vocalización y voces, respecto a lo escuchado. Comenzaron con “La voz del artista”. Sus letras tienen un plus de calidad, de identidad, que los diferencia. Arrancaron con las penurias de un artista por las calle del Puerto de la Cruz, perseguido por no estar en regla, o cuando emigran al bar, para seguir a un mariachi que se busca la vida. Momento llamativo cuando juegan con los contenedores a hacer percusión. Sube el tema cuando denuncia el trabajo precario y lo contrastan con los payasos en el gobierno, para acabar con un canto a los artesanos canarios. Potencia y letra exquisita.

Su segundo, “El cine”, lo habían cantando en Santa Cruz, pero sin la vocación y fuerza de anoche. Hasta su actuación, eran los mejores con diferencia. “El cine” fue una buena letra que quedó diluida en Santa Cruz por mala interpretación y la coincidencia en el tema. Si Santa Cruz tuvo 3 cines, en el Norte este año hubo tres farmacias. “El cine” comenzó denunciando enchufismo en Tenerife Films, y siguió con género documental, aventura, musical (para eso están las murgas), comedia… Incluyeron títulos de películas y entrega de premios. Para volver a ver en vídeo, tanto la primera, más original, como la segunda canción. Grandes Irónicos.


TRAPASEROS NOTA

7.- Trapaseros (Los Realejos, 1991).- Pusieron el broche de oro a la final de murgas con una actuación espectacular y completa. Disfrutaron esta vez con comodidad de su presentación con motivo de sus bodas de plata, su pascalle, dos temas exquisitos y alimentaron al público con una despedida con ritmo.

Mantuvieron el pulso a Irónicos y demostraron gran calidad en la primera canción, con una letra muy original, “La gran subasta”, que trajo al recuerdo la votación que años atrás hizo Mamelucos en Santa Cruz. Según desgranaban estrofas iban a más. Comenzaron con ironía y una exquisita ejecución subastando la ley mordaza, el copago, la ley de enjuiciamiento criminal -el argumento más complicado de defender ante el público–. No quisieron entrar a saco en plan demagogos y hasta preguntaron al público de qué se quejan si después no van a votar, pero sí critican en la barra de un bar, y subastaron pidiendo a su afición, ya preparada, que entrara en la subasta contra el paro, contra la familia que lo pasa mal… Conectaron, con un letrón. Rico, comprometido, apto para todos los públicos y bien cantando. Claro candidato a un Criticón.

Se despidieron reivindicándose, con su “show”. “Egipto. Disfrazados en faraones, denunciaron obras faraónicas, como el Auditorio, sin pasar por alto el anillo insular. Jugaron con los jeroglíficos, momento en el que se lió la canción, para sacar a un canarión de un sarcófago. La ironía de sus letras, con una selección con dos exquisitas músicas del Príncipe de Egipto sirvió de base pasa denunciar la esclavitud a la que están sometidos los padres de familia, y culminaron la canción pidiendo libertad. Lo dieron todo. Tienen identidad y méritos para pelear por el primero.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

One thought on “Trapaseros regresa a Santa Cruz

  1. Yo mismo

    Hola Umberto, sólo una cosa que me llega a incomodar de tus comentarios, porque siempre que hablas de las murgas del norte , haces referencia a lo q ya han hecho las murgas de SC? Como si las del norte son todas estúpidas y no pueden hacer las cosas por.si mismas, sino q siempre de fijan en lo.q ya hicieron las de SC.
    Haztelo mirar,

    Otra cosa, chichas a temblar en 2017, vuelven los q no deberian haberse ido y los q deberian estar siempre por méritos propios, y a los q no dejan por modificaciones in expres de las bases…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.