Mamelucos, de película en otra fase de bajo nivel

Los de la Casa del Miedo marcaron la diferencia en una tercera y última fase que deparó el nombre de los siete finalistas de mañana. Agradable sorpresa de Klandestinas, bajón de Zeta-Zetas y Triquikonas.

Bajón en el nivel de Burlonas, mientras Trabas se quedó en un intento 

Tras ver a Irónicos, ganadores del Norte, se echó de menos a Trapaseros

Los murgueros vivieron anoche una velada mágica, al conocer el primero de los dos veredictos del concursos, el ansiado salvoconducto para la final de mañana, que pueden consultar en el código QR al final de esta crónica y que se presenta con dos novedades: a siete y sin arrastrar la puntuación de fase.
Castorcitos, ganadores de la cantera, abrieron el certamen, con su nueva bañera, pues la del concurso acabó en el contenedor la misma noche de su actuación.


1.- Mamelucos (1981).- Los componentes de la Casa del Miedo, dirigidos por Xerach Casanova, trajeron al recuerdo en su presentación de faunos sus espectaculares presentaciones. Por disfraz y calidad musical. Ayer sacrificaron esa perfección musical que siempre los ha caracterizado y que les daba el pase a la final en primer puesto por una letras más comerciales, y de rico contenido, en especial el segundo tema.

Abrieron con “Consejeros”. El inicio, un poco batiburrillo, con una dicción que tembló con su coreografía. Momento genial, con guiño a la juventud y los youtubers, cuando sacaron a Tatatito. A partir de ahí, ordenaron la canción: crítica a Cristina Tavío; a los canariones; al consejo de gobierno, a la aspiración de Paulino Rivero de presidir el Tenerife. La letra, de menos a más.

Con soltura en el escenario, segundo tema, “El cine”. Si en 2011 hicieron“Un estadio de cine”, ayer dejaron las cotufas y las butacas y se metieron en el papel.Sacaron punta a los rodajes y buscaron personajes de película, como Zerolo en “Los Intocables”. Momento genial, cuando identifican personajes con actores: la concejala Gladis de León, en “Pretty Woman”, ellos son su Richard Gere y ella su particular Julia Robert. Y metieron a los canariones con “Los Minions”. Estrellas de películas, Soria, con sus querellas, o Ricardo Melchior en la Autoridad Portuaria. Ganaron frescura con el refuerzo de Airam Bazzocchi. Mamelucos volvieron a brillar. Menos perfección musical, más calidad en letras. De película.


2.- Zeta-Zetas (2003).- En el segundo año de Javier Lemus, Zeta Zetas estrenó director musical, Pablo Moreno. Y se dejó notar en la inseguridad musical. Salvo el pasacalle, y de aquella manera, no sonaron con su característica fuerza. Con letras del propio Javier Lemus y Santi Martel, despuntaron en su segundo, fiel a su estilo innovador. Primero fue el helio, luego el monigote, el año pasado la pecera y este… el espejo.

En “El justiciero”, sonaron con fuerza, aunque fueron perdiendo empaque. Con el sello en este tema de Raquel García, denunciaron la justicia, para llegar al mejor momento cuando se refirieron al desahucio de Fuerteventura. Antes de concluir, canto elegante a la violencia de género. Un tema armado y con garra.

Su segundo, “El espejo”, prometía más. En una espectacular puesta en escena, cantaron en primera persona como el espejo. Y rompieron el espejo, y el sentido, para hablar de los problemas de la economía; mejor golpe cuando dicen que quien no tiene mala suerte es Zerolo, que se libra de la cárcel. Se esperaba un golpe de humor que no llegó. Acabaron con una retahíla contra el político amigo del banquero que hizo las delicias de la afición. Acabaron la actuación, y no explotaron como se esperaba de ellos. Han acostumbrado a que el tema estrella en el que innovan sea espectáculo y vinieron de serios este año. Se quedaron en la forma.


3.- Klandestinas (2013).- A las chicas de Cintia Prendes solo les faltó una mejor selección musical y les sobraron dos minutos de canción para ser sensacionales; no por falta de calidad de la letra, sino por duración. Con el montaje musical de LoloTavío, hicieron una buena presentación. Pero su tesoro es su letrista: Javi “El Pechi”.

Anoche abrieron con “Pasatiempo”. Fueron desgranando juegos como el sudoku, para llegar a fin de mes con el sueldo, o un buscaminas para los políticos. Incrustaron una referencia a Pablo Iglesias, para seguir con el crucigrama a la Ley Mordaza y la sopa de letras para los barrios de Santa Cruz, para concluir con el ahorcado. Original enfoque y de gran calidad.

Más pesado por la duración resultó el segundo. “La botica”, en el que fueron recetando medicamentos a diferentes situaciones o personajes. Valientes y originales en la referencia al desfalco de Sinpromi. Pastillas azules para que Clavijo levante Canarias, Prozac para salir de la depresión por la economía o memorión para que el político no se olvide de Canarias cuando se va a Madrid. Sus enfoques y argumentos, de los mejores hasta ese momento, en un repertorio completo.


4.- Burlonas (2000).- Dirigidas por Adela Peña, han tenido mejores años. Anoche no solo bajaron de La Salud al recinto sino que también bajaron los tonos y les faltó brillo por momentos en sus voces. El primer tema, cargado de ironía: “La cosa pinta bien”. Al contrario de lo que resultó al final. El segundo, más comercial, con su “Plataforma de afectados por las letras murgueras”.

En el primero la murga se dividió y las de las izquierda cantaban a las de la derecha. La letra de Raquel García habló de la situación económica y de que se utiliza a Santa Cruz para arreglar las plataformas; y de que CC enchufa en Urbaser. El golpe de la canción: el dinosaurio de 300 años que enchufaron en el Puerto. Aburrió.

En el segundo respondían a las críticas como si fueran concejales de Fiestas, el jurado de Presentación, el de voces o los canariones. Ellas salieron en defensa de las críticas que les hacen las murgas de forma irónica. Este año, por debajo de lo esperado.


5.- Irónicos (2004).- Volvieron a Santa Cruz por la cuota que se reserva a los ganadores del Norte, como fue su caso en 2015. La última vez que estuvieron fue en 2009 y se les notó ayer falta de práctica. Nada que ver con Trapaseros, que se les echó de menos en las tres fases del concurso.

El primer tema, “La educación”, plantea a Soria como dictador y critica el desinterés de algunos padres ante el fracaso escolar de sus hijos; también hacen un canto a la necesidad de apoyo a discapacidades como la sordera. Ahí el tema gira, con los mensajes del whatsapp para, en el mejor momento, utilizar los emoticonos para denunciar que el político quiere un pueblo analfabeto. Sin novedad en el frente ni para ponerse nervioso quien quería aspirar a final.

El segundo, “Tenerife un plató”, es la segunda parte de este hilo conductor que había tocado dos horas antes Mamelucos. Después de cuestionar la calidad de los empleos por grabar en Canarias y denunciar supuestos intereses políticos por cobrar comisiones, llegó el mejor momento, aunque previsible, en el juego de los títulos de películas, cuando identifican Loro Parque con “Jurassic Park”; Puerto de la Cruz, con “La caída del Imperio”, el Hospital del Norte, “La historia interminable”. De menos a más, sin ironías, Y sin final. Después de oírlos… parece que el Norte está más lejos, en cuanto a murgas se refiere.


6.- Triquikonas (2005).- Después de once años en el Carnaval, es difícil mantener el nivel y más en humor, cuando lo han intentado casi todo. Las chicas de Almudena Domínguez, de lo mejor, sus voces y fuerza de la mano de Lolo Tavío y, sobre todo, el movimiento sincronizado, gracias a Yerai Lorenzo.

El primer tema, sobre las puntuaciones, una letra de trámite para criticar a la concejala por cambiar las normas. Con ese hilo conductor dieron un 3 al empleo o un 10 a los donantes. La crítica no es su fuerte. Pero es que el humor, en donde son las reinas, tampoco fue ayer su especialidad.

En su segundo, “Las niñas del colegio de Taco”, hicieron una parodia de un día de clase cuando no va el profesor. Uniformadas, su tema fue un quiero y no puedo. O no llegaban al humor, o se pasaron de rosca, como cuando dicen que la escolar era una experta en ”poner un condón sin mano”. Y así, una sucesión de anécdotas. Lo divertido, cuando sacan la chuleta de la mano y es enorme. De resto, un postureo. Las Triquikonas de ayer no tenían méritos para pasar de Secundaria. Decepción. Mantuvieron al público en tensión esperando un golpe de humor para reír con ellas y… aún lo están esperando. Estiraron el chicle del humor… y pasó lo de ayer.


7.- Trabas (1996).- Se esperaba muchísimo más de ayer con el regreso a la casa de José María Tejera, su director, y la incorporación de Yerai Martín en el apartado musical. Al principio parecía que iba a ser una franquicia de Bambones por el montaje del primer tema, pero establecer la comparación sería una falta de respeto.

El primer tema, “Ayudas y subvenciones”, un repaso desde las ayudas que demanda el ciudadano, las carencias de los comedores sociales y en Carnaval… se da subvención hasta a quien no sale. Y contrastó con las ayudas que se necesitan para montar una empresa o los autónomos. Lo mejor, que acabó.

Se esperaba que reventaran en su segundo para llegar a la final. Y ocurrió así, pero para descartarse. Unieron en el tema a la Posesa de Triquis, los fantasmas de Bambones, La Traviata y los Diablos vestidos como en la canción de las tetas de 2015. Dijeron que habían pedido ayuda a esas murgas para hacer su segundo tema… pero ni las voces acompañaron y el tema se quedó en un quiero y no puedo. Al final, de las tres fases, hasta había que dar las gracias a la concejala por recortar a siete la final de mañana.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>