Cuatro para murgas; seis para rondallas

Los aficionados que acudieron ayer a adquirir sus localidades estaban indignados porque no entendían cómo el taquillero impedía vender más de 4 entradas por persona si era para la final de murgas y, sin embargo, para el certamen de rondallas se distribuían hasta seis. Tampoco sentó bien que ya los bonos se vendieran todos en internet y no quedaran en taquilla.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.