David Díaz asume la presidencia de la murga Ni Pico-Ni Corto

La tercera generación de la familia Díaz toma el control de la formación nacida en El Toscal con el reto de volver a la gran final.

David Díaz, la tercera generación de la familia Díaz –cofundadora de la murga Ni Pico-Ni Corto–, asumirá a partir del 1 de abril la presidencia de la sociedad que fundó en El Toscal su abuelo, Abelardo Díaz, en 1973, y tomará el testigo al frente de la institución que hasta ahora llevaba su padre, Fino Díaz. Tanto el presidente saliente como su hijo y vicepresidente de la sociedad lo comunicaron a los murgueros en la reunión que celebraron el pasado viernes.
Cabe recordar que Ni Pico-NiCorto se estrenó en 1973 y tuvo al frente de la presidencia a Aberlardo Díaz hasta 1990, cuando ya la enfermedad se lo impidió y la murga dejó de salir. En ese tiempo, Fino Díaz ayudó de forma alterna a su padre en Ni Pico, si bien desde 1994, cuando reapareció, hasta la actuación, ha ostentado la presidencia de la sociedad.
Con once años de edad, David Díaz se estrenó como componente de Ni Pico-Ni Corto, en 1995, al año siguiente del regreso al Carnaval de la murga y porque esta tenía falta de componentes en la edición siguiente. Y eso que venía de haber ganado un primer premio de Interpretación, recuerda.
Primero como componente y desde 2004 en la directiva, David Díaz ha asumido tareas de responsabilidad en los últimos quince años de la sociedad, siendo pieza de apoyo fundamental para su padre, Fino Díaz, y junto a su hermano, Iván Díaz.
Como demostración de la implicación en la sociedad, Ni Pico-Ni Corto vivió entre 2011 y 2014 uno de los momentos más difíciles de su historia, al sumar cuatro años fuera de la gran final de murgas, lo que se traduce en un momento de decadencia y pérdida de componentes. Poco a poco, David Díaz, con el respaldo de su padre, rearma la murga. En 2015, Ni Pico-Ni Corto sale al Carnaval con letras de Nino Bello, quien fue letrista por aquella época de Tiralenguas. Al nuevo proyecto que construye David Díaz se incorpora ese mismo año Óscar Gómez en la dirección musical y Carlos Estévanez, llegado de Trabas, al frente del grupo. Desde 2015 hasta 2018, Ni Pico-Ni Corto logra los ansiados pases a la final de murgas, y el año pasado, en la histórica final de Mamelucos con Nietos de Sarymánchez y Zeta-Zetas, en segundo puesto, Ni Pico suma un tercer premio de Interpretación. En 2019 quedan fuera de la final, y ha llevado a Fino Díaz a tomar la decisión por el paso de los años y las “fatigas” que se pasan ahora por lograr un cartón. El objetivo para 2020: volver a la gran final.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.