Distraídos, la mejor pero no la única de gran calidad

Arriesgaron y construyeron concurso, pero el jurado los sacó del primer premio. La murga revelación en la tercera fase, y de todo el concurso, El Draguito.

INTERPRETACIÓN

1.- Mamelones
2.- Rebobinados
3.- Distraídos
Ac. Rebeldes

PRESENTACIÓN

1.- Mamelones
2.- Chinchositos
3.- Paralepípedos
Ac. Rebeldes

PREMIO COMPINCHE

Sofocados

PREMIO 25 ANIVERSARIO

Chinchositos

El recinto ferial acogió el pasado sábado la tercera y última fase del concurso de murgas infantiles, con un duelo de titanes: Distraídos y Rebeldes. Junto a estas buenas actuaciones, otras dos murgas apuntalaron la calidad: Sofocados, fieles a su estilo, con canto a la tradición e innovación de humor en su segundo. Pero sobre todo, la murga revelación, que solo por eso merecería premio, es ElDraguito, con más calidad musical, incluso, que el segundo premio de Interpretación. Curiosamente el director artístico de Rebobinados es el director musical de El Draguito, Romén Soriano.
Los de María Jiménez, herederos del espíritu y el estilo del Compi, Sofocados, apostaron por recuperar profesiones de antaño, como agricultura o artesanía, para despuntar con un tema poco habitual en ellos por humor y ser comercial, Chamanitos. Menos calidad musical que multiplicaron en humor en la parte de los remedios a enfermedades que encontraron por internet.
Siguieron Chiripitifláuticos, murga que ha tenido mejores momentos. Con el apoyo de Fito Sosa (diablo loco), el primero es un canto a la crisis y el segundo un tirón de orejas a algunos episodios del nuevo carnaval y los mayores.
Guachipanduzy ha cambiado estilo. También es más fresca, alegre, dinámica, divertida en la búsqueda de un nuevo estilo con Lara Coello, su directora, al frente. No ganarán, pero tiene estilo propio y nuevo. El primero, más clasicón, “La excursión”, el segundo, sorpresa: “Un guachigospell” que enamoró por la selección musical y la originalidad para engarzar situaciones.
Raviscuditos se lo ha currado y mucho para estar a la altura de las murgas de SantaCruz. Llegados de Tacoronte, a las órdenes de Ruky Álvarez, fueron originales en el enfoque de sus canciones. El primero, en su rap; el segundo, el canto a los niños consentidos. Tal vez les faltó no meter tanta caña –ritmo o prisa– a la percusión y una mejor selección musical para estar entre las grandes.
Si a alguien se le ocurrió irse a tomarse el bocadillo cuando anunciaron a El Draguito, tuvo que dar la vuelta al oírlos cómo comenzaron. Murga revelación. Sensación. No está contemplado, pero digna de premio a la superación. Nada que desmerecer con alguna de las ganadoras, y máxime después de ver cómo se repartieron los premios. El primer tema, “Un día de clase”, mejor musicalmente que la calidad de la letra, un tópico. Su segundo, igual. “El cuerpo perfecto”. Muy buen montaje, buena idea, pero la letra un tanto deslavazada, máxime cuando te siguen unos Distraídos y, casualidades de la vida, también hacen un tema parecido, que no igual. Muy bien El Draguito.
En la recta final de la tercera y última fase, las dos murgas más esperadas: Distraídos y Rebeldes.
La “factoría Bazzocchi” fue la mejor, pro no fue de otra galaxia, y hasta tal vez su repertorio confundió el orden y fue de más a menos.El primer tema, “Fábrica de niños”, disfraza con una parodia espectacular, o demasiado ambiciosa hasta el punto de distraer, una letra de gran calidad: “Sobran McDonals y faltan abuelas”. Otra de sus perlas, en su segundo, “Deportes de riesgo”, y hacen rafting entre barrancos que se convierten en ríos cuando llueve y tienen que navegar entre neveras… Delirante el tema, por más que solo fuera tercero. O nada más y nada menos fuera tercero después de venir de dos primeros consecutivos de Interpretación. Su salida del escenario quedó muy deslucida debido a a un problema de sonido que los dejó incomunicados en su adiós del público, y justo en el momento que sacaban a su “delantero centro”, Gianni Pérez, director singular en las murgas infantiles al que el azar lo dejó sin sonido. Aun así, al jurado parece que “los árboles le impidieron ver el bosque”.
Cerraron la velada Rebeldes. Con José Cortés, “El Pirata”, al frente, son magistrales. Son la bomba del Carnaval. La fuerza de sus voces, su “murga, murga”… Tienen magia, encanto, fuerza, garra, enamoran y, encima, esta edición sorprendieron con un tema tierno, “made in” Jonás González. “El muñeco de trapo” es la declaración de amor de un niño a su compañero inseparable de juegos y sueños de la infancia. Un enfoque sensacional y algo único al contagiar ternura. Su segunda canción, sin embargo, “En busca del tesoro”, les restó brillantez cuando ellos están siempre al máximo. Ganen o no, son únicos en el Carnaval. No sólo son los decanos del concurso, sino únicos en su estilo, al inyectar siempre “murga, murga, queremos murga”.

 

 

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.