Domi González: «Trapaseros aprendió de las murgas de Santa Cruz»

Domingo González Plasencia se inicia en murgas con trece años en 1993 en Los Realejos, gracias a la Peña El Tubo, que promovió la formación de la mixta Los Ripiera, pionera de Los Realejos. Allí estuvo tocando la caja hasta que en 1987, como director y letrista, formó junto a amigos los Tales y Cuales, hasta 1991. «Ahí comenzó la independencia murguera», dice Domi. «Del Padre Anchieta para arriba también hay murgas», matiza con tono socarrón. En 1991 no salió Noveleros y fue cofundador de Trapaseros. En 1993 fue el primer concurso de Los Realejos. En 1995 Manuel Siverio le propuso asumir la dirección de Trapaseros, responsabilidad que aparca ahora. «Mi referente siempre fue Tom Carby».

¿Cuál era el objetivo para crear Trapaseros?

Fuera mujeres y tener una murga solo de hombres. Al principio teníamos trompetas hechas con tuberías de media con un embudo en la punta al tercer año ya teníamos hasta clarinetes, saxo… Fue una evolución brutal. Ganamos la primera edición del concurso del norte, cantábamos a tres voces… Siempre hemos tenido buena dicción.

¿Trapaseros creció viendo las murgas de Santa Cruz?

Trapaseros aprendió de las de Santa Cruz; por lo menos yo sí.

¿Cuándo se plantea dar el salto a Santa Cruz?

En 1996 salgo como director. Participar en el concurso de Santa Cruz es aire. Consultamos las bases de Santa Cruz y vimos que no lo limitaban a murgas de fuera del municipio y nos inscribimos. Fue el mismo año que salió Tropicana. Ellos, de Candelaria, sí salieron y a nosotros no nos dejaron. En 1997 no salimos los Trapaseros. Ese año ganó Ni Pa Tanto y tenía el derecho de inscribirse para ir a Santa Cruz, pero no fue. En 1998 volvió a salir Trapaseros y ganamos en el Carnaval en el Norte y en 1999 fuimos a cantar a Santa Cruz. Fue cuando nos pasamos de tiempo.

¿El concurso del Norte se les quedado pequeño?

No. En toda competición todos queremos ganar y hay que luchar por el futuro de un concurso. El futuro es el público, que te escucha. Y nosotros nos hemos preocupado por ofrecer más.

¿Abriría el concurso de Santa Cruz a murgas del Norte?

Abriría el concurso de murgas. Si se abre el concurso ganaríamos todos; ayuda a que el espectáculo aumente.

¿Por qué las murgas de Santa Cruz no pueden ir al del Norte?

No lo entiendo ni lo entenderé jamás. Eso se cambió hace cinco o seis años.

¿Le gusta el actual sistema de puntuación de Santa Cruz?

Supóngase que somos el Madrid. Recuerdo un año que jugó con el Valencia en la Champion. El Madrid había ganado apurado al Barcelona pero luego llegó el Valencia y se lo merendó 4-0. La fase es la fase y la final es otra historia.

¿Este año pasa a la reserva de Trapaseros?

Este año estoy inactivo. Soy trapasero pero me desvinculo. Un año sabático. Que necesitan un responso, ahí estaré. Son muchos años.

¿Por qué se va?

No me comprometí a estar al 100% como ellos pedían; así se lo dije en junio. Quizás me equivoqué o no, no sé si me anticipé. Me visto por los pies: di mi palabra y se buscó a Juan Carlos. Para adelante.

¿Se arrepiente de anunciar su marcha?

No, no es mi filosofía. Aunque no estemos físicamente, por todo lo que hemos trabajado tantas personas, que siga adelante, siempre con buenas mañas y buen hacer. Respeto, humildad y compromiso.

¿Trapaseros tuvo que fichar a un bambón para sonar bien?

El cambio con Julio ha sido abismal. Mucha gente me dijo que esa apuesta era mucho gasto. Fue en 2007 cuando se incorporó. No es lo mismo cantar nuestros coritos a hacerlo a cuatro voces. Archicuerpos e Irónicos sonaban y defendí que no era un gasto, sino como una inversión a largo plazo y el tiempo me ha dado la razón.

¿2012 fue un año de tensión, cuando ganaron el segundo en Santa Cruz?

Fue el punto álgido en la historia de Trapaseros.

¿Y para Julio, que era el director musical tanto de Bambones como de Trapaseros?

Ha sido el único director musical que lo ha conseguido en la historia, creo. El pibe es un gran profesional, se ha comprometido. Eso es un orgullo. Está claro que si dejas entrar a una murga con todas las de la ley igual te ganan.

¿Cree que no le dieron el primer premio en Santa Cruz en 2012 porque eran del Norte?

Es posible, o igual ellos se llevaron el primer premio porque eran de Santa Cruz, o de La Laguna.

¿Se arrepiente de algo en 2013, cuando no pasaron a la final? ¿Demasiada parafernalia?

No. Hicimos lo que quisimos. Compramos ese número de lotería pensando que nos lo íbamos a sacar. Hubiera comprado el que salió ganador, pero no lo sabía. ¿Qué había rebumbio delante del escenario? Posiblemente. No somos profesionales y, con todas nuestras ganas y humildad, a la gente le gustó.

¿Cree que Trapaseros tenía que haber pasado a la final?

Tengo mis dudas. Hubo mucho nivel en las tres fases del concurso pasado. Visto ya lo visto, a toro pasado, quedamos bien en el puesto que quedamos. Igual yo hubiera metido otro segundo tema de nuestro repertorio. Pero no me manejo solo y llegamos a un consenso.

¿Quema eso de enfrentarse a dos concurso a la vez?

A título personal hubiera puesto una cláusula en el Norte que dijera que la que gane al año siguiente solo participa en Santa Cruz.

¿Domi se fue para volver a Trapaseros?

No lo sé. Este año desconecto y el tiempo lo dirá. Igual no vuelvo. Igual sobro. Igual no vuelvo a entrar cien por cien o regreso a la fila… Este año me quedo en casa.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.