El Carnaval arranca sin fuerza

pitufoEl Guimerá acogió anoche el acto inaugural y de trámite para sortear el orden de las 42 aspirantes. Lo mejor, que duró una hora. De resto… ni decorado tenía.

El teatro Guimerá de la capital tinerfeña acogió anoche el primer acto del Carnaval 2014. A secas. Ni gala, ni espectáculo. Un simple evento donde el mayor éxito de su director artístico, JuanCarlos Armas, fue resolver el sorteo de las cinco representantes de la tercera edad; 21 infantiles y 16 jóvenes en una hora. De resto, los recortes económicos y la estricta aplicación de las medidas de seguridad “desahuciaron” que presentaciones de disfraces de murgas dejaron semanas atrás.
Junto a la brevedad del sorteo, que se agradeció por la discutida calidad de actuaciones como la del llamado cantante Tenaro, mitad Aladín chicharrero mitad pitufo “fondón”, destacó la elegancia de la mayoría de las aspirantes adultas; la simpatía de las niñas y la marcha de las mayores. De resto, Juan Carlos Armas apostó a caballo ganador: Diablos Locos, con disfraz del año pasado –presentan mañana, también en el Guimerá–, y con pasacalle y despedida. El opio del pueblo. Bambones, ganadores de 2013, no acudieron por no tener sus disfraces del año pasado.
El primer acto del Carnaval “desdibujado” de los dibujos animados comenzó con un desfile al estilo ExpoCarnaval, solo que en vez de guagua turística se utilizaron calesas y coches antiguas para trasladar a las protagonistas desde el mercado hasta el teatro Guimerá. Entre lo más elegante, la entrada sobre alfombra roja, algo que viste mucho. Batucadas, aspirantes, personajes del Carnaval… Hasta ahí, la apertura prometía. Pero fue llegar el acto al teatro Guimerá, y alguien no invitó a entrar al mismísimo Carnaval, salvo el instante en que casi de puntillas los presentadores recordaron al fallecido Charlot de Tenerife, un detalle correspondido con un aplauso. Las aspirantes cruzaron el patio de butacas hasta el escenario y, desde allí, los maestros de ceremonias, Isaac Tacoronte y María Domenech, alternaron la actuación y el sorteo, en tres oportunidades. En el sobrio escenario, una simple pantalla led, como si fuera de promoción, por usar otra más grande en el recinto ferial para los concursos.
Isaac Tacoronte, con una chaqueta casi tan carnavalera como su peinado, dio paso a la primera actuación,Diablos Locos, llegados, según él, de La Cuesta… de piedra se quedaron algunos y de Piedra le faltó decir a él. Pero pasó inadvertido con su alegría y garbo, junto a una María Domenech “terremoto” sobre el escenario, que intentaba echarse a sus espaldas el espectáculo para aportar carnaval.
Luego, sorteo de aspirantes de la tercera edad y… un cantante que parecía un humorista, Tenaro, por extravagancia y su sobreactuación. Llegaron las niñas. Sorteo y… actuación de Vieja Escuela, trío que promociona su canción de Carnaval. Otro sorteo de aspirantes, adultas en este caso, y su espectacular desfile, salvo algún traje de corto y alguno excesivamente sobrio y, para cerrar… más opio del pueblo: batucada para acabar la noche con Cariocas, Rumberos y Joroperos entre serpentinas similares a las que se ven en los estadios. El jueves próximo, primer concurso.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.