El Carnaval de la India ya viste su primer disfraz

Dos murgas infantiles y nueve adultas participaron en la primera presentación de una fantasía para 2013: la de Distraídos. Hubo sorpresas y alguna decepción.

Las infantiles Lenguas Largas y Rebobinados participaron en la primera presentación del Carnaval dedicado a la India el pasado sábado junto a Desbocados, Burlonas, Mamelucos, Bambones, Triquikonas, Trabas, Diablos Locos, Trapaseros, y Chacho Tú. El empacho murguero pudo ser peor si no llega a faltar Chinchosos. Cerraron los grandes Distraídos.

Lenguas Largas .- Abrieron el festival del IES César Manrique con la calidad musical de 2012 en pasacalle y despedida, lo que deja sabor a poco. Su mejor aval, Óscar Gómez, su director musical, también de Marchilongas y Triqui, donde se pone delante.

Rebobinados .- Con Romén Soriano en la dirección, ejecutaron pasacalle y presentación. Musicalmente bien, sin desvelar triunfos. Buen trabajo de Rubén García, también responsable musical en Desbocados.

Desbocados .- Con Carlos Casanova es su director y letrista. Su pasacalle y su presentación no terminan de mejorar. Su tema, idea genial: convierten a los políticos en artículos de una juguetería. Le falta actualidad (nombran a un anacrónico Llanos) y resulta larga.

Burlonas .- A las órdenes de Adela Peña, solo interpretaron pasacalle y despedida. Estuvieron por debajo de su nivel del año pasado. Parecían perdidas sobre el escenario y dejaron sabor a poco.

Mamelucos .- Reyes del escenario cuando viven ajenos al rigor del concurso. Con Toño Ramírez «el Chocolate», cantaron pasacalle, «chío chío» y despedida. Su frescura despertó carcajadas y dejó en el olvido la crisis. Deben exportar su «chío chío» a concurso.

Bambones .- Los de Primi Rodríguez parecían artistas invitados. Al público solo faltó encender mecheros, cantando y tarareando el «Recortados» de 2012, mejor incluso que su «A la marcha…» o su pasacalle. Impresionante. Ni Alejandro Sanz…

Triquikonas .- Pincharon si se compara a Triquikonas con Triquikonas. Fueron murga seria y no les va. Estrenaron «El limbo», y se quedaron en él. Su directora, Almudena Domínguez, cautivó al público. Se esperaba más.

Trabas .- Los de Carlos Estébanez hacen esfuerzos por mejorar en todo: voces y pasacalle y despedida, pero les falta creérselo y tener seguridad. Trabajan a destajo. Excelente y cuidada imagen.

Diablos .- Otra de las estrellas de la noche que permitió degustar la buena letra «Por qué», de 2012. Con Maxi Carvajal al frente, esta murga enamora. Musicalmente y en vocalización, excelente. No desvelaron pero tienen calidad.

Trapaseros .- Dirigidos por Domi González trajeron a sus militares con su «show». Como Bambones, otra letra para deleitarse en lo mejor de 2012. También Diablos, están seguros en voces y música.

Chacho Tú .- Estrenaron como director al chicharrero Airam Bazzo-cchi -un meteorito que salió de Tenerife y llegó a lo más alto de Las Palmas-. Se disfrazan de murga chicharrera. Con la estrategia y habilidad de su director, mejoran pasacalle y despedida. Cantaron a los bancos y poco más.

Distraídos .- Los anfitriones pueden presumir una presentación espectacular que repasó sus seis años de historia con magistral trabajo de Yerai Martín. Su tema, los diseñadores, la cara «b» de su autor Bazzocchi que sabe que esta murga le salva cualquier canción por mala que sea su letra.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.