El concurso de Ritmo y Armonía será más intenso: fijarán un tramo y un tiempo

  • Organización y comparsas acuerdan delimitar un trayecto y una duración de actuación por grupo para incrementar la espectacularidad
  • Los grupos de cuerpo de baile y parranda tendrán que lucir al completo sus fantasías tanto en el escenario como en el desfile de la calle
  • El número de participantes se eleva a la decena, con el regreso de Brasileiros, de Esteban Reyes
  • Fiestas mantendrá la fórmula del doble sets, tras el éxito de la última edición, y retocará algunos detalles

El Organismo Autónomo de Fiestas acogió la noche del pasado miércoles la reunión con los representantes de las comparsas del Carnaval chicharrero, que se prolongó durante unas tres horas. Fue una sesión intensa por el contenido de los asuntos abordados. Por una parte, los concursos; por otra, una llamada de atención a cuidar la disciplina y el comportamiento cívico de responsables y componentes.

Al igual que ha ocurrido con murgas adultas e infantiles, la organización leyó todas las bases que rigen los concursos, y revisó con los representantes de las comparsas cada una de las cláusulas.

Los grupos de cuerpo de baile y parranda coincidieron en los buenos resultados que dio el pasado febrero la puesta en marcha de los dos sets, lo que permitió imprimir más dinamismo al espectáculo. Entre los asuntos a limar, acercar la mesa de sonido y el coro y la orquesta para facilitar la coordinación al director musical de cada grupo.

Los participantes ahondaron en el tiempo que tardó la comparsa Joroperos en montar y estar preparada para comenzar su actuación. Fue en ese momento cuando la organización admitió su responsabilidad con el error que se registró con el sonido. Los comparseros solicitaron a la organización que ante esas situaciones se informe sobre la marcha al público de los inconvenientes para evitar momentos de crispación como los que se registraron justo cuando Joroperos iba a comenzar a concursar.

Sobre la duración del tiempo de concurso se acordó que el último acorde o la última voz sea la que delimite el final de la actuación de cada grupo y por tanto el tiempo de concurso.

Si el año pasado se registró el regreso a concurso de Valleiros, el Carnaval chicharrero está de enhorabuena de cara a 2018 con el retorno de Brasileiros, de Esteban Reyes, tras un año sabático. De esta forma, volverá a concursar diez formaciones de cuerpo de baile y parranda.

Junto al concurso sobre el escenario, también se ahondó en el Ritmo y Armonía, un formato llamado a más éxitos y que en la última edición dejó sabor a poco, a la luz de lo que expresaron los representantes en la reunión del miércoles. Para intentar “el más difícil todavía”, organización y participantes acordaron delimitar el tiempo de las actuaciones y la duración de las puestas en escenas de cada uno.

Así, se estudiará delimitar un tramo de medio kilómetro o incluso dos trayectos por un total de usos 600 metros que será donde los grupos entreguen lo mejor de su repertorio. Además, cada una de las comparsas tendrá un tiempo para desfilar. El objetivo final es que el concurso de Ritmo y Armonía garantice su espectacularidad y agilidad.

Mención aparte merece el análisis que se realizó sobre la disciplina y la conducta de algunos componentes en la última edición, momento que aprovechó la organización para recordar que las bases del concursos velan por mantener el civismo, advirtiendo que serán penalizadas aquellas actitudes que no respeten ese espíritu, tanto sobre el escenario y en los desfiles, como incluso cuando se trate de representantes y miembros identificados que trasladen descalificaciones a las redes sociales.

En las tres horas que duró la reunión, la organización procedió a dar lectura a un escrito detallado y argumentado que presentó la comparsa decana Los Rumberos, que incorporó incluso algunas fotografías, para referirse a algunos componentes de Joroperos que, en su opinión, contribuyeron a dar una mala imagen, cayendo en la provocación al público.

Al igual que en otras modalidades, la organización incorporará a dos representantes de las comparsas que, con voz pero sin voto, se encargarán de supervisar la deliberación del jurado. Sobre la composición del tribunal, también desde Fiestas se continuará trabajando por incorporar a profesionales reconocidos por su carrera, que sean los que se encarguen de valorar el trabajo de los grupos.

El concurso de comparsas seguirá celebrándose los sábados; el certamen sobre el escenario será el día 3 de febrero y el día 10, el de Ritmo y Armonía, que será más espectacular y con más frenesí. Ese es el objetivo.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>