“El Gobierno canario aporta cero euros al Carnaval"

MPGL6612

«Lo mejor que se hizo en la gala de Saida fue seguir. Una estampida sería algo muy serio”

Pedro Mengíbar González (Santa Cruz de Tenerife, 1965), el mejor letrista del Carnaval –con más premios Criticón, siete adultos y uno infantil–, ha sido comparsero en Tamanacos, letrista y director de Trasnochados,Triqui-Traques y Ni Fú-Ni Fá, comunicador en Radio El Día, gerente de Fiestas y ahora publica su primer libro, “La Cantina Ilegal”, que presenta mañana, 20:00 horas, en la Fufa.
¿La organización está a la altura del Carnaval?
Está a la altura por momentos, y cuando no lo está no es porque no quiera, sino porque no se le dota de los medios necesarios. Siempre hay errores nuevos. Este último Carnaval sucedió algo que nunca había sucedido y lo tienes que afrontar deprisa y corriendo y casi improvisar. El Carnaval es una fiesta en la que es imposible tenerlo todo atado.
¿El caso Saida ha supuesto una ruptura en el Carnaval?
El caso Saida ha marcado un antes y un después. Se está yendo a un exceso de celo en seguridad. En los dos carnavales que estuve en la gerencia (2010-2011) hubo momentos en los que pudo pasar muchas cosas.
¿Algún ejemplo?
La final de murgas del muelle. Me hace gracia cuando escucho decir a los murgueros que fue de las mejores de la historia. Para mí, desde la organización, fue la más peligrosa y la más desorganizada. Pudo haber pasado alguna cosa que gracias a Dios no pasó.
¿Hubiera parado la gala de Saida para decir lo que pasaba?
Ni de coña. Lo mejor que se hizo fue seguir. Una estampida en el recinto sería algo muy serio.
¿Llegó en un momento de quiebra económica a la gerencia?
El Carnaval no se iba a dejar de sacar porque está papá ayuntamiento detrás. Si hablamos de dinero solo, cuando entré en Fiestas el organismo estaba en quiebra técnica. Si el organismo es una empresa privada tiene que hacer una disolución y cerrar. En el último Carnaval que hice fueron 2,5 millones, y en el Carnaval 2008 se gastaron diez millones.
¿El Carnaval lo debe gestionar una sociedad?
Hay que desvincular el Carnaval de los políticos. Los gestores valoramos el gasto y cuidamos el espectáculo, y el político solo cuida los votos.
¿Cómo resolvería el incremento de murgas?
Soy partidario de que se abra el cupo de participación de las murgas siempre y cuando se cambie el modelo de concurso. Mi modelo de concurso incluye unas eliminatorias previas en las que se decida qué doce murgas entran en dos fases eliminatorias y una final a seis, y que entren todas las que quieran, incluso de ámbito insular. Y para eso que las previas se desarrollen en un espacio más acotado, como el teatro Guimerá.
¿Qué es más fácil: que vuelva a hacer gerente o letrista?
Me das a elegir entre lo malo y lo peor, porque son dos cosas que no me planteo para nada. He cerrado la etapa de letrista de murga, porque no me apetece.
¿Qué tendrían que cambiar para volver a ser gerente?
Sería requisitos que jamás se darían: el Carnaval debe ser regido por una sociedad anónima, la burocracia hay que quitarla en su totalidad –no puede ser que el Carnaval dependa de que un secretario o un interventor quiera firmar un papel–, la seguridad de un evento no puede depender del capricho del alcalde. No se puede hacer un Carnaval con dos millones de euros. No da.
¿Cuánto se gasta en Carnaval?
El ayuntamiento da 2,3 millones y el último año mío recaudó 1,1 millones.
¿Y si el Carnaval lo gestionara una empresa privada?
El Carnaval, por estar ligado a la administración pública, está muy limitado. No puedes dar la exclusiva a una firma porque te viene el secretario con la ley de igualdad de concurrencia y, como todos tienen derecho, la empresa que no pone ni un duro también tiene derecho. Si todo eso se eliminara, se recaudaría más.
¿Y las otras administraciones?
Habría que implicar más a las otras administraciones. Si el Cabildo está presumiendo de Carnaval, aporte usted.
Pero es el ayuntamiento el que paga al Cabildo por el recinto.
El ayuntamiento paga 441.000 euros al Cabildo por el alquiler del recinto. Y el Cabildo aporta a los grupos una cantidad cada vez más inferior y que se extinguirá. El Gobierno canario aporta cero euros. En 2010 heredé yo un compromiso de aportación de 50.000 euros y se acogieron a que el justificante no era todo lo bonito que ellos querían y desde ese entonces no lo pagan.
En el Carnaval 2014, ¿quién será más nombrado: el Charlot de Tenerife o Saida?
Desgraciadamente mucho me temo que Saida. Será más recurrente.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.