Empacho de Bollywood

La gala de la reina infantil de ayer discurrió sobre ruedas, y no por su calidad sino por el abuso de este mecanismo en las fantasías, que a este paso obligará a habilitar una ITV para minicarrozas.
El director de la gala, Juan Carlos Armas, se propuso 3:30 horas de duración y lo consiguió, pero no todo vale a cualquier peso. La elección de la representante de Trapaseros y Masquebichos como reina del Carnaval de Santa Cruz tuvo lugar en medio de una sucesión de grupos coreográficos, casi todos ataviados sobre “Bollywood”, en los que se intercalaron los cinco bloques en los que se distribuyeron las 25 protagonistas de la velada.
Pero faltó Carnaval, orden y sentido al espectáculo, que no conectó ni transmitió magia. Para abrir, 20 minutos de obertura sobre Bollywood. Era la antesala de lo que estaba por venir. Al cierre de las actuaciones, referencia a Alí Babá, de la cultura árabe, como si fuera lo mismo que Bollywood… Pero es Carnaval y cabe todo, menos el relajo de los presentadores, Alicia Rodríguez  e Ivo López, que se deshicieron en elogios a la organización. Una y otra vez. Igual les pareció mucho lo que les pagaron por hacerlo… Junto a los maestros de ceremonia, que luchaban por despertar al público del sopor en el que cayó el desfile en algún momento, un payaso –de profesión– que, por aquello de los recortes, pareció actuar al inicio con turbante reciclado del rey mago Gaspar.
A veces se confía demasiado en el encanto de las canciones Disney, y eso fue lo que pasó con Sergio Branic, con apellido que recuerda al mago, pero él sin magia ni encanto. Fueron tres horas y media de tensión, porque se esperaba que en algún momento acabara el chaparrón de Bollywood y comenzara el Carnaval, pero fue a peor. Ni las murgas lo salvaron, que actuaron huérfanas de pasacalle y despedida. Ni parodias. Daba pena verlas cómo cantaban y se marchaban con la misma… Por salvar algo, la grabación de voces de las niñas que, sobre su música, hablaban al público, como la reina, lo que le dio el premio.
Terminó la tercera de las cuatro galas, y sigue sin enganchar.  Fue un festival aburrido, deslavazado, soso y con empacho de agradecimiento por parte de los presentadores. Aunque no agradezcan estas  letras.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

One thought on “Empacho de Bollywood

  1. Dulce Rguez.

    Empacho de Bollywood porque la dirección artística «orienta» a los grupo coreográficos en esa dirección para tener mayor protagonismo, amén de la poca personalidad de la mayoría de estos que con tal de salir pasan por el aro, menos mal que siempre queda algún grupo que no está dispuesto a sacrificar su creatividad por mucho que le impongan un tema del carnaval, le pese a quien le pese…………………….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.