Enrique Camacho: "El objetivo era una gala de gran formato, no dar el salto a la adulta"

JA CURSO LETRISTAS MUJRGA DE RAQUEL 3-11-14 (18).JPGEl director de la gala infantil, Enrique Camacho, aunque reconoce el éxito del espectáculo, se muestra autocrítico. “La clave fue que propusimos ideas y el trabajo se hizo en conjunto”.

«Jaime Azpilicueta me enseñó que ningún espectáculo es más pequeño que otro»

El esplendor de la gala infantil tiene nombre: Enrique Camacho (SantaCruz de Tenerife, 1983), que dirigió el domingo un espectáculo que pasará a la historia por su brillantez. Tras cuatro años en las quinielas para asumir la responsabilidad artística de la fiesta, esta edición recibió el encargo, aunque la organización repartió las galas entre los tres directores posibles de forma salomónica: Enrique Camacho, la infantil; Lucas Balboa, la tercera edad, que se celebra mañana, y Juan Carlos Armas, por cuarto año consecutivo, la adulta.
Visto lo visto el domingo, alguien podría pensar que dio el do de pecho para reivindicarse para 2016, con el añadido de haber dirigido también la sensacional final de murgas a la americana del viernes. Sin embargo, Camacho asegura que su objetivo en la elección infantil era “hacer una gala de gran formato, no para dar el salto el próximo año a la adulta”. “Ahora toca vivir y defender el presente, aunque elCarnaval sea del Futuro”, se ríe. “Jaime Azpilicueta –a quien considera su mentor– me enseñó que ningún espectáculo es más pequeño que otro”, explica.
“La gala no tuvo un momento estrella, fueron muchos y continuados”, explica evitando la autocomplasencia y siempre en primera persona del plural. “El éxito ha sido posible porque hemos propuesto ideas y hemos trabajado en conjunto con los grupos, sin imponer”. “Soy idealista y el Carnaval lo hacemos entre todos. La reacción del público ya en la obertura me provocó un subidón de adrenalina”, cuenta. “Nadie ha estado de relleno aunque fueran más de 1.500 participantes, ni ha habido una estrella que sobresaliera sobre los grupos. Todos han cantado o bailado con todos”. Viene ahora su autocrítica. “Hay cosas que pulir; tal vez pedí rapidez a las niñas en el ensayo y alguna corrió más de la cuenta”. Otra reflexión. “Tal vez me equivoqué en las transiciones entre grupos y lo hice más pensando en los mayores y profesionales que en los niños”. “El momento crítico era cuando las agrupaciones coreográficas daban paso a las murgas infantiles, por el tráfico. En los ensayos salió mejor; aun así en la gala resultó bien”, admite.
Asegura que no se esperaba esta reacción. “Todo el equipo había trabajado con el convencimiento de que era la mejor propuesta para la gala que podíamos hacer, como recogía el preguión que presentamos en agosto”.
El director precisa que, tras el tercer y último bloque de candidatas, consiguió “oxigenar” la gala después de un ritmo trepidante y sin perder dinamismo. “En ese momento el espectáculo iba 17 minutos por delante de lo programado; o me equivoqué yo en los cálculos del guion o fuimos demasiado rápido en el desfile” La noche de la gala recibió la felicitación del alcalde y la organización, así como el director de la gala de la tercera edad y personajes del Carnaval, como Manolo Peña (Mamelucos) o Pedro Mengíbar, exgerente y murguero. A sus 31 años, Enrique Camacho, que comenzó en el espectáculo con Azpilicueta en 2005, admite que, por su formación universitaria en Empresariales, podía haber estado detrás de la ventanilla de un banco, sin embargo, el director madrileño confió en él. Fue a cubrir una rueda de prensa y acabó como miembro del equipo de dirección.Azpilicueta le dio la alternativa como su ayudante de director en 2005, 2006 y 2008. En 2007 dirigió con Geni Afonso, ahora su ayudante de dirección, la presentación de aspirantes. En la actualidad es jefe de producción artística delAuditorio. Camacho antes de director fue murguero, porque militó en la infantil El Cabito los años 1995 y 1996.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.