Esteban Reyes, de Brasileiros: «No sé por qué no dejan salir a Tropicana»

Comparsero con 47 años de historia, intenta sacar su grupo tras un año sabático. Si regresa, Tropicana deberá devolver la plaza que ocupó en febrero pasado. La falta de componentes hipoteca su proyecto.

El director y presidente de la comparsa Brasileiros, el histórico Esteban Reyes, admite que, aunque ya formalizó la inscripción para participar en la próxima edición del Carnaval -el plazo finalizó el día 10 de noviembre pasado- no tiene aún la relación final de componentes. Ni siquiera los 40 mínimos que exigen las bases. De hecho, desde Fiestas le han concedido un plazo para que presente la relación definitiva la próxima semana.

La inscripción de Brasileiros genera interés porque su regreso a concurso después del año sabático que disfrutó el pasado mes de febrero obligaría a Tropicana de Candelaria a «devolver» su plaza, pues ya desde 2012 la organización de la fiesta de la máscara cerró el cupo a nueve formaciones de cuerpo de baile y parranda.

Tropicana también es una comparsa ensolerada en la fiesta, más allá de que en 2010 se tomara un año sabático y luego se enfrentara a la maquinaria burocrática para volver. Los de Candelaria tienen el aval de un excelente inicio, acreditado por sus premios.

Ahora, desde que en 2012 Fiestas decidió cerrar el cupo a nueve, se juega su continuidad. Si vuelve Brasileiros, la historia favorece a los de Esteban Reyes. Por eso, se ha generado una presión sobre qué va a hacer el grupo que ensaya en La Salud, máxime cuando no ha reunido los componentes necesarios aún.

Esteban Reyes asegura que la semana que empieza mañana será decisiva y comunicará si ha logrado reunir al mínimo o no. «No entiendo por qué no dejan participar a Tropicana, aunque nosotros salgamos». Este histórico comparsero, que pide a gritos ayuda para reunir componentes (invita a los interesados a sumarse, llamándolo al teléfono 617.50.22.16), cuestiona por qué la organización cierra a nueve el cupo de participación en concurso, máxime cuando lo compara con las murgas adultas, donde pueden participar hasta 24 formaciones -este año se amplió de 21 a 24-. Algo similar ocurre en las infantiles, donde Fiestas admite en concurso a 24 formaciones de la cantera. «Qué más da que participen nueve o diez comparsas, es lo que más divierte y lo más bonito del Carnaval», explica Esteban Reyes. Este comparsero, incluso padre de la modalidad con Manolo Monzón, en los Rumberos de 1965, admite: «Sé que algún día tengo que dejarlo. Ya llevo 47 años. Me da pena la cantidad de trajes y de preparativos que ya tengo preparados… Tenía a la gente, pero se me ha echado para detrás con esto de la crisis. Yo no tengo 30 euros para poder pagarle a un componente, como me piden, ayuda para la gasolina».

Reyes confía en reunir a los 40 componentes mínimos en la semana que comienza mañana. «Si no salgo como comparsa, intentaría salir como una agrupación. Ya hay antecedentes de alguna otra comparsa que no salió dos años seguidos y no pasó nada», explica, como quien pide una tregua al alcalde para que no le quiten el local y lo esperen 12 meses más.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.