Fiestas no regalará entradas de final y estudiará bajar precios a no finalistas

El concejal de Fiestas, Fernando Ballesteros (único concejal del CCN en el ayuntamiento de Santa Cruz), se reunió anoche con las murgas del Carnaval en la sede del organismo autónomo para confirmarles que la organización no regalará entradas a nadie, ya sean murgueros o no, por los recortes que vienen marcados desde la Corporación en el presupuesto de su departamento.
En una exposición inicial, Ballesteros -que impidió el acceso de cámaras a la reunión- dijo que la organización tenía previsto entregar 75 entradas a las murgas no finalistas para que las vendieran y 200 a las ocho que protagonicen el espectáculo más esperado del Carnaval.
A partir de ahí, se abrió el debate. El representante de Caraduras, Augusto Álvarez, agradeció la presencia en la reunión del portavoz de Ni Pico-Ni Corto, Fino Díaz, y lamentó que la «élite» de las murgas no acudiran a la reunión de anoche, a la que faltaron: Bambones, Diablos Locos, Mamelucos, Triqui-Traques, Trabas, Triquikonas, Lenguatrapos, Trapaseros, La Traviata y Desinquietos.
Fino Díaz, de Ni Pico, explicó que él acudió a la reunión por respeto al concejal y porque lo invitaron, y recordó que él no pertenecía a ninguna élite de las murgas del Carnaval chicharrero. «El año pasado nosotros también nos quedamos fuera de la final». Este argumento fue rebatido por el portavoz de Guachi que, en tono jocoso, dijo a Fino Díaz que no se lamentara, porque murgas como Guachi llevan 20 años sin estar en la final y no se quejan.
En otro momento de la reunión también se recriminó al concejal que la semana pasada se reuniera con los representantes de las murgas «grandes» Bambones, Mamelucos, Ni Pico-Ni Corto y Diablos. Tere Reyes, de Marchilongas, advirtió que Luis Hormiga, Suspi, de Bambones, acudió en calidad de presidente de la Federación de Murgas, no como portavoz de Bambones.
La portavoz de Hechizadas dijo que no le parecía justo que se hubiera celebrado esa reunión sin contar con todas las murgas.
Tras esa primera intervención, el concejal aprovechó para solicitad disculpas porque la reunión se celebró a toro pasado, cuando ya las entradas estaban en venta -y vendidas las de la final anoche-, y admitió que, como le recordó Fino Díaz, tal vez debía haberlo comunicado antes.
El concejal insistió en que desde Fiestas se entregará 75 a las no finalistas y 200 a las finalistas, siempre para vender. Incluso, las murgas no finalistas que tengan más de 75 componentes también se les garantizará entradas para que todos tengan localidad, siempre paga.
En busca de alternativas, se planteó al concejal que, en vez de entregar 200 entradas a las finalistas, se compense a las no finalistas. Así, en vez de 75, el portavoz de Guachi propuso que se estudiara dar 100 y 175 a las finalistas, una opción que el concejal se encargó de estudiar.
En aras de buscar alternativas para garantizar que los murgueros que no pasen a la final lo tengan fácil para adquirir una localidad, la representante de Burlonas, Raquel García, planteó una lluvia de alternativas: desde habilitar la zona con peor visibilidad para los murgueros, instalar una pantalla en la parte baja de la nave central para los no finalistas, conceder entradas personalizadas o con control de pulseras para los no finalistas hasta… una alternativa que el concejal se comprometió a estudiar: vender las entradas a los murgueros no finalistas a un precio de cinco o seis euros en vez de los diez que cuestan en la taquilla no virtual.
Muchas murgas reprocharon al concejal que esta decisión de cobrar todas las entradas no se hubiera comunicado en septiembre, con suficiente antelación para que las murgas buscaran alternativas, como incluirlas en su presupuesto y comprarlas a sus componentes.
Al final, solo hay una cosa clara. Fiestas dará 75 a las no finalistas y 200 a las finalistas. Y estudiará retocar esos cupos: 100 para las no finalistas y 175 para las finalistas. Fernando Ballesteros también se lleva tarea para después de Reyes, que será decidir si le vende a cinco o seis euros la entrada a las no finalistas.
Y eso, el mismo día que ya no quedan entradas de la final a la venta en internet. Aunque, por supuesto, están reservadas las de las murgas que se repartirán 75 para las 16 no finalistas y 200, para las 8 finalistas, salvo que Ballesteros al final cambie el acuerdo alcanzado con Bambones, Mamelucos, Ni Pico y Diablos Locos.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.