Fuegos que no has de quemar, por Orlando González y Pedro Fumero

Lo ocurrido a Saida Prieto en la Gala de la Reina de Santa Cruz se une a otras tragedias en Canarias derivadas del uso de fuegos artificiales y fuego real en algunas celebraciones.

Las fiestas y los productos pirotécnicos están relacionados indisolublemente a la celebración de los festejos populares en Canarias desde el siglo XIX. Prueba de ello es la importancia que, en algunos municipios, han adquirido las exhibiciones de fuegos artificiales, por el gran interés que generan para el espectador. Pero, en ocasiones, las explosiones o incendios provocados por los diferentes tipos de artefactos utilizados han teñido de tragedia las celebraciones, provocando heridos muy graves e, incluso, víctimas mortales.
Uno de los casos más recordados ocurrió en el municipio de Adeje hace casi 20 años. Era el 8 de octubre de 1993. Uno de los símbolos del casco histórico de la villa sureña es su cañón, expuesto en el exterior de la Casa Fuerte. Esa jornada debían comenzar oficialmente las fiestas patronales en honor de la Virgen de la Encarnación y Santa Úrsula.
La idea era que una salva del histórico cañón abriera el programa. El Ejército de Tierra comisionó a dos mandos para que procedieran a disparar la salva. El artificio consistía en una vaina que sobresalía entre 15 y 16 centímetros del cañón ornamental y en cuyo interior iba la carga de pólvora, un opérculo y un taco de papel prensado.
Tras el disparo, y debido a causas que no se pudieron determinar, se produjo la rotura de la vaina en diversos fragmentos que alcanzaron a tres personas que presenciaban el acto. El niño de 9 años M.P.N. falleció, una menor de 14 años sufrió lesiones y un policía local permaneció 83 días incapacitado. Siete años después se celebró el juicio y los dos militares acusados de imprudencia temeraria con resultado de muerte y lesiones resultaron absueltos.
Pero la tragedia no abandonó el sur. En 1999 asoló el pueblo de Las Zocas, en el municipio de San Miguel de Abona.
Manuel Padilla era el encargado de tirar los voladores durante las procesiones de las fiestas. El 24 de octubre no fue una excepción. Padilla supuestamente manipulaba los productos pirotécnicos y, por circunstancias que se desconocen, tenía una bolsa de ellos entre las piernas. En un determinado momento, todos los voladores explotaron a la vez y Manuel falleció en el acto. El trágico suceso generó una gran consternación en la localidad sanmiguelera, que se caracteriza por ser una comunidad muy unida y solidaria.
Más recientemente, en mayo de 2005 y también en Tenerife, se produjo otra tragedia de similares características. Esta vez los afectados fueron dos miembros de una empresa pirotécnica de Icod de los Vinos. Mientras montaban un río de lava en el marco de la celebración de las fiestas del Valle de Arriba, en Santiago del Teide, les sobrevino una fuerte explosión que acabó con la vida de uno de ellos y produjo heridas muy graves al otro.
En el caso señalado, además, ya existía un precedente similar. En el desarrollo de esos mismos festejos, pero veinte años antes –mayo de 1985–, un incidente con voladores dejó varios heridos, algunos de ellos graves.
No obstante, el incidente más grave y cercano en el tiempo se produjo hace apenas dos años en Gran Canaria. El municipio de Valsequillo en 2011 se celebraba la XXV edición del espectáculo escénico del Perro Maldito, con la retransmisión en directo de la Televisión Autonómica Canaria. En un determinado momento, uno de los actores que realizaba malabarismos supuestamente provocó el incendio en uno de los trajes de la obra.
Y la tragedia se desató en pocos segundos. Una de las víctimas, que portaba un traje que se quemó, cayó sobre el público. Como consecuencia de este suceso, dos mujeres, María Dolores Cano y Lucía D., fallecieron debido a la gravedad de las quemaduras.
Otras dos personas resultaron heridas muy graves y otras seis padecieron lesiones leves. Este desgraciado accidente puso punto y final, por ahora, con la representación del Perro Maldito, que no se celebró en 2012. El fuego y unos trajes realizados con materiales altamente inflamables generaron la mezcla mortal.
Precisamente, un traje, en este caso de una candidata a reina del Carnaval, ha sido el último “culpable” de un suceso relacionado con material pirotécnico. Ocurrió esta misma semana durante la celebración de la Gala de la Reina del Carnaval.
Por circunstancias que se investigan, un artefacto de supuesto “fuego frío” adosado en una de las fantasías se disparó originando un incendio en otra fantasía que estaba justo delante y que portaba la joven Saida Prieto. El resultado es de sobra conocido. Quemaduras graves en el 42% de su cuerpo y traslado urgente a la Unidad de Quemados del hospital Virgen del Rocío de Sevilla.
Es el último suceso generado por el uso de unos materiales con grandes efectos visuales, pero de incalculable peligrosidad cuando escapan a la lógica y al control del hombre.

ANC pide una unidad de quemados en Canarias
nnnAlternativa Nacionalista Canaria (ANC) exigió ayer una unidad de cirugía plástica y quemados en el Archipiélago, pues defiende que el hecho de tener que trasladar al paciente a centros a más de mil kilómetros de distancia y la tardanza en aplicar el correcto tratamiento puede empeorar drásticamente la situación. La valoración inicial de una quemadura resulta complicada y por eso es bueno contar con unidades especializadas que acortarían el tiempo en esta fase inicial, asegura la formación nacionalista en un comunicado.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.