La niña Amaia, de Alcampo, reina en el Caribe

El diseñador Eduardo Martín revalidó el título  infantil de 2016 y ya lleva 4 reinas infantiles. Enrique Camacho bordó la gala de la cantera.

Amaia Hernández Perdomo, de 6 años de edad, fue elegida reina del Caribe en una gala de gran calidad y muy dinámica. Dos horas y diez minutos le bastaron a Enrique Camacho, en su regreso a la dirección infantil, para bordar un espectáculo exquisito que combinó 20 candidatas con trajes de gran calidad, tres números conjuntos de comparsas, murgas y grupos coreográficos infantiles.

Y para condimentar con “glamour”, la actuación el dúo Gemeliers, que hizo las delicias de las adolescentes, con gritos incluidos. No se prodigaron los hermanos gemelos Jesús y Daniel Oviedo Morilla, que interpretaron un tema y poco más.

Amaia Hernández Perdomo – Foto @MundoCarnaval1

Amaia Hernández, con la fantasía “Contigo aprendí”, fue designada reina infantil, lo que supone que su primo y diseñador Eduardo Martín repite el título que cosechó en 2016; ya suma 4 cetros (2010 y 2011). La reina del Carnaval 2016, Tania Martín, es prima de su sucesora. De ahí que cuando se nombró a la ganadora diera saltos de alegría sobre el escenario. Otro dato: Shaila Perdomo, madre de la nueva soberana, aspira esta edición a lograr el cetro adulto en la gala del día 22, la primera vez en la historia que sucede que madre e hija aspiran a ser reinas. De momento Amaia ya lo consiguió.

Además, la soberana de la cantera era la más pequeña de las 20 que desfilaron en la gala de ayer. Las dos están patrocinadas por el Centro Comercial Alcampo. Esta edición, por el notable incremento de aspirantes –que pasó de 12 en 2016 a 20 esta edición– se nombraron seis damas de honor.

El espectáculo comenzó a las 18:00 horas, con una obertura de tan corta como intensa. Menos de diez minutos para recrear “Bajo del mar”. El único “pero” del espectáculo fue la frialdad con la que llegaron los presentadores, Alicia Rodríguez y los niños Ainara y Romén. Salvo ese matiz, este trío fue la columna vertebral de la gala, que daba paso con agilidad a actuaciones que conformaron una gala atractiva. Enrique Camacho demostró, como ya lo hiciera en 2015, su magisterio y especialidad para cautivar la atención de los niños.

La apertura de la gala, a ritmo de la Sirenita, con los presentadores interactuando con Sebastián –Yone Delgado, presidente de Triqui-Traquitos–, que sorprendió por su calidad interpretativa.

A partir de ahí, cuatro bloques con cinco aspirantes cada uno, en los que se intercalaron las actuaciones de Azahar, Loli Pérez, Tenerife Dance Proyet, Yu-Funk y Echeyde. Sensacionales.

Luego, las comparsas infantiles reivindicaron su protagonismo y las murgas infantiles recrearon una “fiesta de pijama”, donde los murgueros aprovechaban que sus padres no estaban por la noche para… ver murga: y cantó Castorcitos, la ganadora. Tuvo tiempo para cantar el pasacalles y un tema, “La maqueta”, en directo.

Luego, otro sensacional número coreográfico al ritmo de Macarena, antes de que llegara el dúo Gemeliers, que limitaron su actuación a una canción, que parecía grabada. Dos horas y diez y… programación de la reina, una gala infantil con y exquisito resultado.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.