Grandes rondallas

150214 Primer premio de interpretaciónEl Carnaval de Santa Cruz de Tenerife acaba este fin de semana con un balance positivo, el resultado de cuatro años de gestión del concejal de Fiestas, Fernando Ballesteros. Si bien afrontó hace dos ediciones uno de los momentos más difíciles de la fiesta de la máscara, ha sido capaz de cambiar la tendencia. Quedan flecos, como el futuro de grupos nuevos que participaron por obra y gracia de la decisión del consejo rector del organismo autónomo y que está sin regular. Algo tendrá que hacer el sucesor de Ballesteros, pensará el concejal saliente.
Este Domingo de Piñata acaba el ciclo de Ballesteros y el Carnaval volverá al kilómetro cero con la corporación que salga de las alecciones de mayo. Y es que, coincidiendo con el estreno de los nuevos políticos –vista la experiencia–, lo anterior no existe.
Sin embargo, el Carnaval 2015 deja reflexiones interesantes por abordar. ¿Abrimos el concurso de murgas a toda la Isla? ¿Nos vamos a un modelo de certamen gaditano, con previas en el teatro Guimerá y dos fases eliminatorias en el recinto ferial para las doce mejores, de las que pasarían las seis más puntuadas a la gran final?
¿La futura dirección de la gala adulta pasa por el encargo a Enrique Camacho tras el éxito de la de la reina infantil? ¿Se garantiza para los próximos cinco años a Alexis Hernández como maestro de ceremonias excepcional y único para llevar y dinamizar, como este año, la gran final de murgas? ¿La puntuación de las fases del concurso de murgas adultas se desvincula de la final y se puntúan por separado, con lo cual gana la final la mejor de la fiesta de la crítica y el pasacalle, y no del concurso?
A todo esto, un añadido. No es pregunta, sino afirmación. El orgullo de haber disfrutado esta edición de un certamen de rondallas único, de gran calidad, agradeciendo a las ocho formaciones líricas la entrega para volver a poner este género en lo más alto, como referente de una modalidad exclusiva del Carnaval.Y un desconsuelo. Desde la condición de tornillo de rosca chapa de quien suscribe, la cuadratura del círculo ya hubiera sido que Besay Pérez (El Cabo) hubiera sido primero de solistas. Todavía se recuerda cómo desbordó el Auditorio y emociona. Este Carnaval ha dado su do de pecho, cantadas de jurados incluidas.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.