Hoy, el regreso del murguero

Triqui-Traques abrirá esta noche la final de murgas adultas, el concurso más esperado, que vuelve al recinto ferial después de dos ediciones para olvidar en el recinto ferial.

T riqui-Traques inaugurará la final de murgas adultas del Carnaval, que buscará ser el gran espectáculo que fue antes de las dos ediciones que se celebraron en 2011 y 2012 en el estadio Rodríguez López. Entonces la organización parecía más preocupada por medir el poder de convocatoria que esta edición parece dejar de lado en busca de sacar brillo y esplendor a la magia del concurso más esperado del Carnaval, que esta noche se enfrenta a su reválida: renovarse o… El veredicto del jurado emitido al cierre de la tercera fase quiso colocar a dos murgas femeninas a la cabeza de la clasificación: Burlonas y Triquikonas, y pudo ser peor para ellos, y mejor para ellas, y tal vez más justo, si hubiera pasado Marchilongas, de nuevo «castigadas» por segundo año consecutivo.

La final comenzará con la afilarmónica Ni Fú-Ni Fá, de nombre; de estilo, Singuangos, que estrena en la dirección artística a Cándido Acuña y, en sus letras, el acento de José Antonio González, que hace tándem en las letras con Nicolás Mingorance. El espectáculo arranca a las 20:30 horas. Esta vez la Televisión Canaria no dejará fuera a la «telonera» de lujo y adelanta a las 20:25 su emisión.

En primer puesto del concurso, Triqui-Traques, de la mano de Óscar Gómez, se presentan con más calidad musical y descubrirán una joya: el estreno de David Mengíbar, hijo de Pedro Mengíbar. Su segundo tema, de «Inventos», más crítica que puesta en escena. Lo mejor, la segunda generación Mengíbar y el éxito del fichaje revelación de Óscar Gómez, sinónimo de seguridad y espectáculo.

Seguirán, en segundo puesto, Mamelucos. Han ganado en seguridad con Xerach Casanova, que juega como director artístico y musical. Es otra generación, como en Triquis. Mamelucos se dejará de cuentos, delirantes en ingenio, para apostar por crítica armada. Ante sí, un reto, que su interpretación no sea tan espectacular que empañe sus letras, y se puedan disfrutar.

Diablos Locos, de Maxi Carvajal, han jugado callados todo este pre-Carnaval. Y van a sorprender. No se han dejado llevar por el cambio de puntuación y echarán en la final lo mejor de su repertorio. Habrá «show» Diablos.

Guachipanduzy celebrará en cuarto puesto, y con méritos propios, su pase a la gran final, y vuelve a estar a la cabeza de la Murguilandia, pero serán comerciales, con crítica social.

Burlonas, en quinto puesto, será más clónica en su híbrido de letra de carga política y social para sorprender con la acupuntura, de su letrista fichado Emilio Romero.

Triquikonas, que cantará en el sexto puesto y tienen la magia, el encanto y la fuerza de la moda y el impulso de cien componentes, luchará por no quedarse en el limbo y bajar su letra a la tierra, para acabar en el gimnasio de Nina. Todos pendientes. Que nadie se vaya a comer el bocadillo; ellas lo harán por el público. Séptima posición. Llegan Bambones, que prometen estar más animados que en final. Dos joyas, la primera, «Los bancos»; el segundo, «Los jeques», con el que intentarán buscar oro negro… Dependen de ellos mismos. Y para cerrar, La Traviata, más comerciales, con el reto de traducir en tema comerciales asuntos de carga social. El reto, aderezar los argumentos con la fiesta del pasacalle.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.