Juanka López, exdirector de Trapaseros: “Ojalá tuviéramos plaza fija en Santa Cruz”

Fue popular antes incluso de ocupar en 2014 la dirección artística de Trapaseros. Fue el militar parrandero. Su voz, la tarjeta de presentación de la murga. Su ímpetu lo llevó incluso a hacerse con el manejo de la guitarra, dispuesto a dar el tono cuando fuera necesario.

Es uno de los pocos exponentes de los murgueros de raza enemigos del dinero, que entienden la murga como un hobby. Siempre fiel a sus ideales. Amor no le quita conocimiento y reconoce que el concurso del Norte no pasa por sus mejores momentos, sin quitar la vista a Santa Cruz, donde reconoce que le gustaría tener plaza fija para la murga cuya dirección ha entregado a Domi González, el mismo al que sustituyó.

¿Qué circunstancias le han llevado a dejar la dirección?

Una serie de acontecimientos importantes. Desde que supe que iba a ser padre sabía que lo iba a tener complicada la continuidad en la dirección; pero más por mi parte que por la murga. Soy muy exigente, primero conmigo, y si veo que no puedo tener el compromiso de estar al cien por cien… Así lo comuniqué a la murga.

Sorprende que vuelva Domi.

Sabíamos que Domi quería volver a entrar en la murga como componente para 2018. Cuando yo se lo comuniqué a la directiva lo mío, decidimos apostar por su regreso. No vimos otra opción. Traerte otra persona de fuera es jugártela a la aventura. Domi estuvo un porrón de años como director de la murga y sabemos que estuvo al frente y se habló con él y se le planteó.

Dicen que pasa a fila…

Voy a intentar pasar a fila. Es mi intención porque no iba a poder comprometerme con la murga como yo quisiera. También he cambiado el panorama laboral y no sé cómo va a caminar la cosa.

¿Se vas con algún desconsuelo?

Siempre. Tengo la sensación de que lo he dado todo pero que me faltó algo más; me voy con el desconsuelo de que a mí me hubiera gustado continuar, pero tengo que hacer frente a la situación que tengo por delante en cuestión de prioridades.

¿Avanzó la murga con usted?

La idea era mantener la línea y se siguió apostando por la innovación y seguir adelante. En estos cuatro años tenemos que hacer un balance positivo, son un tercero de Interpretación y  un segundo de Presentación en Santa Cruz, aparte de dos primeros en el Norte. Siguió la línea en el Norte de seguir ganando y en Santa Cruz conseguimos pases a final. ¿La espina? No haber estado en la final de Santa Cruz 2016. Esta murga está capacitada y solo hace falta tener hambre y un proyecto ilusionante. Trapaseros va a estar dando en callo en 2018.

¿Hay decadencia en estos cuatro años en el Norte?

Hemos visto lo bueno y lo malo. Ha habido un avance en la organización de La Orotava y Los Realejos, y un retroceso enorme este año en Icod. Respecto a los grupos hemos ido para detrás, porque hemos ido menguando.

¿El objetivo es concursar en el Norte y Santa Cruz o solo en Santa Cruz?

Para Trapaseros concursar en Santa Cruz es un sueño. Ojalá pudiéramos conseguir esa plaza fija.  Pero evidentemente el Norte es nuestro concurso y hay que seguir apostando por él. La murga es ambiciosa, y a gran parte de la murga le gusta Santa Cruz. Es jugar la Champion. La murga seguirá trabajando y apostando para hacer realidad ese sueño.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>