La Femunt entregó al jurado una planilla que no se ajustó a las bases

jurado 1Tanto la presidenta de Comunorte como algunos jurados y la productora responsabilizan a la Federación de Murgas del Norte de que no se votara conforme a las nuevas bases.

“La Federación de Murgas del Norte (Femunt) entregó al jurado una planilla que no se ajustaba a las bases”. Así lo explica Sergio Padilla, uno de los siete encargados de valorar la Interpretación. “Nos reunieron una hora antes de que se celebraran las fases y ahí un representante de la Femunt nos entregó las bases y nos explicó cómo era el sistema de puntuación. Nos pidió valorar de 1 al 10 cada uno de los apartados de inteligibilidad; igual en voces y calidad musical; también en calidad del repertorio; además de humor y, luego, crítica”.
Sergio Padilla planteó en esa reunión previa al inicio de las fases si se valoraba con la misma nota, del 1 al 10, la crítica que el humor, y el representante de la Femunt dijo que así eran las bases del concurso de murgas del Norte. El cambio en la forma de puntuar no adultera el veredicto, pero no se hace conforme a las bases de 2014.
Cathaysa Expósito, miembro del jurado de Interpretación, también cuestionó que en la planilla que le había entregado la Femunt para que cada uno puntuara se hiciera constar que cada uno de los cinco apartados se votaran del 0 al 10 y, sin embargo, el portavoz de la Femunt que habló con el jurado le dijo que la puntuación tenía que ser de 1 al 10.
“El jurado puntuó en base a los criterios que le explicó el portavoz de la Federación de Murgas del Norte, según la interpretación que hizo de las nuevas bases”, coinciden en manifestar los miembros del tribunal y la productora a preguntas de EL DÍA. Algunos cuestionan que, por más que digan que las nuevas bases son iguales a las de Santa Cruz, no es cierto, y enumera algunas lagunas del nuevo reglamento: “¿dónde se dice que se puntúa por separado cada uno de los temas? ¿Cuál es la nota mínima y la máxima que se suprime?”. Al final, el jurado actuó con sentido común, y siempre en función de las explicaciones dadas por el representante de la Femunt.
Aunque la responsabilidad máxima del concurso corresponde a la Comunorte, órgano que preside la concejala del municipio anfitrión –este año, La Orotava– junto a los cuatro concejales de los municipios que participan y los miembros de la Femunt–, los jurados consultados aseguran que “no conocemos a nadie de la Comunorte. Ni los vimos. El único momento que se mencionó a la concejala de La Orotava y presidenta de Comunorte fue cuando algún jurado amagó con no salir a valorar a los grupos finalistas el sábado. Y las bases advertían de que si faltaba un miembro del jurado no se podría celebrar. Finalmente, se resolvió porque era por un tema económico, que esa jurado quería cobrar”.
Ayer, la concejala de La Orotava y presidenta de Comunorte, Maeva García, se limitó a decir que la responsabilidad de explicarle las nuevas bases del concurso al jurado fue de la propia Federación de Murgas del Norte, y se desmarcó de cualquier responsabilidad. “Son ellos los que tendrán que dar explicaciones. La Comunorte se reunirá el miércoles 2 de abril y haremos balance del concurso”.

¿Las mismas bases?
En Santa Cruz, 9 personas designadas por Fiestas para Interpretación; tres de ellos músicos. Se puntúa así: Inteligibilidad, hasta 2,5 puntos; voces y calidad musical, 2,5 máximo, y calidad del repertorio, 5 máximo.

En el Norte, la Femunt contrata a una productora para elegir a 7 personas en Interpretación. “Han de tener en cuenta la inteligibilidad, voces y calidad musical, calidad del repertorio, humor y crítica de cada una de las murgas en concurso. La votación se efectuará de 1 a 10 puntos para cada miembro de jurado, pudiéndose utilizar puntuaciones enteras o medias, 10, 9.5, 9, 8.5 y así hasta 1. Pero ellos votaron por canción y del 1 al 10 en los criterios a tener en cuenta.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.