La gala durará dos horas y media y será una de las más murgueras de la historia del Carnaval

IMG-20150715-WA0084

El director artístico de la elección de la reina, Enrique Camacho, junto su subdirectora y también responsable de la gala de los mayores, Geni Afonso, apadrinaron anoche la presentación oficial de la nueva concejala de Fiestas, la nacionalista Gladis de León, en las primeras reuniones que ha mantenido como responsable de la organización del Carnaval con los diseñadores, las comparsas y las murgas.

El promotor de este primer encuentro de trabajo fue el responsable artístico, Enrique Camacho, quien puso en marcha ayer la maquinaria de trabajo para tener todo a punto en la elección de la reina del Carnaval que se celebrará el miércoles 3 de febrero de 2016.

Varias fueron novedades con las que sorprende Enrique Camacho en su formato de espectáculo. Después de advertir e insistir en que la gala de la reina adulta es el concurso para proclamar a la soberana que presidirá el Carnaval que se dedicará a los Años 80, como deparó la votación popular, el director mostró algunos de sus “triunfos” para la primera gala adulta que dirige tras el éxito que cosechó con la infantil el pasado febrero.

Las tres reuniones mantenidas con diseñadores, comparsas y murgas dejó pautas claras del formato que persigue Camacho. El primer objetivo, un reto casi personal del “hijo artístico” de Jaime Azpilicueta es que la gala de la reina no supere las dos horas y media de duración, sea cual sea el número final de aspirantes que se inscriban. De lograr este objetivo, se acortaría en más de una hora los festivales de ediciones anteriores.

IMG-20150715-WA0085

Camacho apuesta por una puerta central para la gala.- En la sesión maratoniana de reuniones de ayer, la comisión artística de Camacho, junto a la concejala, comenzó con los diseñadores, como deferencia hacia quienes “visten” de fantasía y originalidad a los protagonistas de la fiesta.

La concejala agradeció el entusiasmo y la dedicación y les informó algunas de las novedades en las que trabaja. En la actualidad, la organización estudia instalar el decorado a lo ancho del recinto ferial, como ocurriera el año de México o el del Cine de Terror. La decisión final dependerá del aforo que garantice esta distribución. Sopesando pros y contras, Gladis de León destaca la espectacularidad de la fantasía dedicada a los Años 80 que podría diseñar Carlos Sáenz, al lograr un decorado de corte tradicional –sin pantalla led- con más altura, lo que permitiría conseguir la pretendida majestuosidad encargada por el alcalde. ¿El inconveniente? La posible pérdida de aforo, que hay que cuantificar… sin embargo la distribución con la grada de espalda a la refinería entusiasma a muchos porque creen que se genera un aforo más acogedor y genera más ambiente entre el público.

Diseñadores y organización coincidieron en mantener la puerta central de acceso al escenario, que los dos últimos años suscitó contrariedad con el anterior responsable artístico. Aunque haya puerta central, queda también por aclarar si se mantiene o no el giratorio que se ha ideado inicialmente. Las aspirantes saldrían directamente de la puerta central para mimar el efecto sorpresa de cara al público.

El giratorio no condicionará la gala, sino que se mantendrá en la escenografía final si los técnicos avalan que la vieja propuesta de Manolo Monzón, el fallecido fundador de los Rumberos y padre de las comparsas, es viable. La “solución Monzón” a los largos vacíos entre comparsas –sorteados con irregular resultado en los últimos años- es instalar un giratorio dividido a la mitad. Así, mientras actúa una comparsa, detrás, donde el público no ve, instalaría los instrumentos la siguiente formación de cuerpo de baile y parranda. Así, al término de una, se activaría el giratorio, y seguiría la siguiente, dejando en el olvido las lagunas que deslucen el concurso. La decisión de los técnicos, encargados de analizar la viabilidad, determinará si habrá o no giratorio.

IMG-20150715-WA0096

Las comparsas, un solo cuerpo de baile en la gala y estrenan premio al espectáculo.- Después de la reunión con los diseñadores, la comisión técnica de Enrique Camacho y la concejala de Fiestas se reunieron con los representantes de las comparsas. Y el encuentro deparó dos novedades, al margen del giratorio.

Respecto a la gala de la reina, Camacho solicitó a los representantes de las doce comparsas que sus cuerpos de baile sean la noche de la elección de la soberana uno solo. “Me gustaría que un bailarín de Cariocas hiciera pareja de baile con otro de Joroperos, o de Tabajaras… que se mezclen y que sean todos un único cuerpo de baile”, explicó el director de la gala. Por un lado las comparsas tendrán un poco de tiempo cada una y, al término, todas integrarán un solo cuerpo de baile al ritmo de una selección de música de los Años 80 –lema del próximo Carnaval- que ya ultima el equipo de Camacho.

El director de la gala anunció a las comparsas que la actuación del cuerpo de baile de los Años 80 será ensayado por un coreógrafo de proyección nacional que integrará su equipo, lo que permitirá a las formaciones de cuerpo de baile y parranda adquirir o mejorar sus técnicas.

La otra novedad que deparó la reunión afecta directamente al concurso. Enrique Camacho y Gladis de León propusieron anoche a los representantes de las comparsas que, además de los premios de Interpretación y Presentación –al margen de los de Ritmo y Armonía que se otorgan en la calle-, la organización instituya un galardón al repertorio o puesta en escena más espectacular. A falta de perfilar si será un premio absoluto –o sea, único-, todos los representantes celebraron la idea.

IMG-20150630-WA0021

La gala más murguera de la historia.- Enrique Camacho, Geni Afonso y la concejala, Gladis de León, cerraron sus reuniones de ayer con las murgas. Con el aval de Camacho de haber transformado, impulsado y elevado la final al grado de un espectáculo americano con su formato interactivo –de la mano del maestro de ceremonias, Alexis Hernández-, el director propone otra vuelta de tuerca, esta vez para la gala.

Camacho dirigirá por segundo año consecutivo la final, pero, para la gala, ayer pidió la colaboración para una apuesta arriesgada que afecta a todos y cada una de las murgas.

Dado que los Años 80 es el motivo del próximo Carnaval, Enrique Camacho, que militara en 1991 y 1992 en la murga infantil El Cabito se inspira en la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá, quiere extrapolar los números de humor que representaba el grupo de teatro de la sociedad de Enrique González Bethencourt, los Nine Blazer, a todas las murgas.

Así, Camacho propuso formar una gran murga integrada por los componentes más carismáticos de cada una. El director quiere hacer un repaso por la música de los Años 80 de la mano de las murgas. Con una selección musical seleccionada y montada por el equipo de Camacho, ayer le propuso a los murgueros que cada formación aporte a sus componentes más populares que, en la “Nueva Nine Blazer” actuarían dando vida a los artistas de los ochenta. Un ejemplo, imagine a los componentes más populares o carismáticos de cada una de las 24 murgas haciendo de Madonna…

La propuesta fue bien acogida por los representantes murgueros; ahora Enrique Camacho hará la selección de los 24 temas y asignará a cada grupo la música de cada estrofa para que los letristas de cada grupo escriban lo que quieran sobre la música elegida. Se fomenta así el humor en la gala gracias a las depositarias de esta virtud del Carnaval: las murgas.

La próxima semana se prevé que se entregue la estrofa a cada grupo. Además del trabajo en cada murga de la estrofa, Camacho solicitará el apoyo a algunos letristas para engarzar todo el “mix murguero de los 80”.

Además, el director dijo que quiere que la Ni Fú-Ni Fá haga su propio número, de mayor protagonismo en la gala. Los representantes de las murgas se pusieron a disposición de Camacho, a la espera de recibir la estrofa asignada por murga. Además, se mantiene tiempo para la murga ganadora del primer premio con el tema que elija.

El director de la gala aseguró a la modalidad reina de los concursos, las murgas, que quiere que la gala sea la más murguera de la historia del Carnaval. Y sacó pecho en una confidencia que hizo a la modalidad: “He trabajado en producciones artísticas de repercusión internacional; sin embargo, tengo el privilegio de ser el primer murguero en el que se ha depositado la confianza para dirigir la gala. Y me voy a entregar con la misma ilusión y empeño de cada día de ensayo que dedican los grupos, para engrandecer juntos el Carnaval de Tenerife con una gala intensa”. El más difícil todavía de Camacho, un espectáculo con pinceladas de musical y cargado de humor en dos horas y media.

Comienza la cuenta atrás a la gala de la reina del miércoles 3 de febrero.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.