La lluvia aguó la quema en el Norte, por Raúl Sánchez

A pesar del mal tiempo, La Orotava prendió anoche el Crispín y Puerto de la Cruz calcinó su Sardina. Los Realejos sí aplazó la incineración del Rascayú al domingo.

Dos de los tres municipios del Valle de La Orotava celebraron anoche los entierros con incineración más alegres del año, aunque deslucidos y con mucho menos público del habitual por la lluvia y el mal tiempo. La Orotava quemó el Crispín y el Puerto de la Cruz calcinó su Sardina, pero el agua sí impidió que Los Realejos llevara a la hoguera el Rascayú. Este acto se aplaza al domingo día 17 a las 19:00 horas, con el recorrido habitual.
La Villa desafió a la lluvia y celebró la quema del Crispín, una tradición de 1979 que este año volvió a salir de La Cancela y acabó en la plaza del Quiosco. La sardina portuense también partió de Martiánez y ardió en el muelle, en una noche pasada por agua.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.