Las murgas apuestan por crítica en su pretemporada

MasQLocas, Burlonas, Marchilongas, Lenguatrapos y Triquikonas ya han desvelado uno de sus temas. Crisis y políticos se llevan la palma.

Apenas han transcurrido tres semanas desde que la murga infantil Distraídos desvelara el 16 de noviembre su fantasía en el pistoletazo de salida a las presentaciones de los disfraces. Para llenar las salas, el principal aliciente es contar con una murga, de moda, que anime la velada y alimente el morbo del precarnaval con algo de su repertorio. Las murgas más pretendidas, sin duda, son las ganadoras y con más aficionados, que siempre despiertan pasiones aunque sólo sea por oír su nombre: Bambones y Diablos Locos. Y la tercera, que se hace querer por la generosidad a la hora de regalar tantos “chío, chío” como actuaciones realiza, Mamelucos. Las dos primeras se muestran reacias a desvelar sus canciones, que limitan a pasacalles y despedidas –el opio del pueblo– y un tema del concurso pasado, no así Mamelucos, que incluye entrantes y postres con un plato de autor, el “chío, chío”.
Junto a las grandes, que no desvelarán su repertorio hasta sus presentaciones, días antes del concurso en febrero, Triquikonas es de las más generosas. Mover un batallón no lo hace en balde; de ahí que las chicas de Almudena ya hayan cantando su tema crítico –el que llevan en todo el repertorio–, y ya hayan avanzado algo del de humor. Si no se miran y cogen carrerilla sobre el escenario, son geniales.
Salvo el humor de Triquikonas –su sello de identidad y lo que se espera de ellas a grandes dosis–, el resto de murgas que se han atrevido a echar fuera letras del próximo concurso se han decantado por la crítica, sin grandes dosis de originalidad. Crisis y político. Destaca más la calidad musical.
La novel MasQLocas, de Cathaysa Expósito, suena con mucha fuerza y evidencia la carencia de la letra. Cantan genial un tema pobre. Burlonas ha tenido altos y bajos. Las de Adela Peña han sido tan capaces de “bailarse” a unos Mamelucos a ritmo de chío chío con su particular “Ambulatorio” como de quedarse en cuadros como ayer. Lenguatrapos, de Yeray Lorenzo, equilibra excelente actuación en la búsqueda de su alcalde ideal y apunta buenas mañas, como Marchilongas, de Keyla Jerez, exquisitas en la canción de la noche del sábado en Sabor Isleño. De resto, agradecer que Mamelucos y este año La Traviata hagan el sobreesfuerzo de preparar un chío chío. Ganan dominio en el escenario. No muestran sus letras de concurso, pero enamoran. Y Chinchosos, pletóricos en su pasacalle, que dejan ganas de acabar el sueño y ver la realidad: sus temas.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.