Las murgas infantiles dan las últimas puntadas

Los 21 grupos críticos infantiles que protagonizarán desde el jueves el primer concurso del Carnaval –con tres fases y sin final– afrontan el último tramo para dar lo mejor de sí con sus fantasías y repertorios.

Los más de un millar de componentes de las 21 murgas infantiles que desfilarán en elCarnaval 2015 por las calles chicharreras ultiman estas tardes-noches los ensayos en los diferentes locales que se reparten desde la calle de La Noria, con Triqui-Traquitos, al barrio de La Salud, con Pita-Pitos, Rebeldes, Guachi o Carricitos, entre otros, hasta Tacoronte, con Raviscuditos, o Granadilla, con Retorciditos.
Desde el viernes, muchas murgas infantiles incluso han tenido que cambiar parte de su repertorio, para actualizar sus referencias a las prospecciones de Repsol, que anunció su retirada, lo que ha supuesto un contratiempo, pues los pequeños se tendrán que aprender las nuevas letras. Ya les ocurrió semanas atrás con el concejal de Fiestas cuando anunció que no volverá a presentarse a las elecciones.
Así, los talleres instalados en las tronjas de los locales se alternan con los ensayos. Basta con ver, por ejemplo, el ritmo del “taller chino” de Rebeldes, la murga infantil decana del Carnaval con 45 años. A las órdenes de Paco Cortés, fundador del grupo, Mora, Mensi, Elena, Gonzalo, Pili y Víctor rematan cada una de las abejas que este año ha diseñado Lito Díaz. Ha sido un proceso meticuloso. Un disfraz que resulta de un trabajo manual, donde gracias al ingenio de Paco Cortés unos coladores se convierten en los ojos, sin obviar hasta el mínimo detalle, como las alas de las abejas. Más de 2.500 piezas se han utilizado para sus pelucas, en forma de panal. Miles de bolas que se han encargado para sus coronas, sin obviar los caracoles que sirven de zapatos a esta fantasía. Y rematando el tocado, Flipper, uno de los personajes de los dibujos animados infantiles.
Los preparativos de la fantasía comenzaron desde antes de verano, desde el primer traje de prueba. “Si fuéramos a pagar la confección de cada disfraz superaría los 300 euros… además, a una costurera sola le sería imposible hacer todos estos disfraces con tanto detalle”, explica Paco Cortés, con el orgullo de aportar al Carnaval un disfraz que es una obra de arte.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.