Las murgas se la juegan hoy en la final

El concurso estrella del Carnaval se juega esta noche volver a enamorar, lo habitual hace 30 años, o confirmar que el certamen está herido de muerte.

El recinto ferial de la capital tinerfeña acogerá esta noche, a partir de las 20:30 horas, la final de murgas, que abrirá sus puertas dos horas antes para facilitar el acceso de las casi 7.000 personas, algunas de las cuales ya habían montado su caseta de campaña sin haber acabado aún la tercera fase celebrada el pasado miércoles, y por tanto sin conocerse los finalistas.

Anoche, los locales de murgas de La Noria y La Salud, entre otros, eran un hervidero de seguidores que intentaban arañar alguna de casi 3.000 entradas que Fiestas reservó a las murgas (75 para cada una de las 17 no finalistas y 180 para las 8 finalistas) para que las adquirieran para sus componentes o aficiones, quince diez días después de colgarse en la web el cartel de no hay entradas 9 minutos después de salir a la venta.

La final de esta anoche se espera, al menos se desea, que sea diferente. Por primera vez en la historia pivotará en un maestro de ceremonia, el popular presentador de la Televisión Canaria y exletrista murguero Alexis Hernández. Será la primera vez que suba a un escenario de Carnaval con esmoquin y no con disfraz. Tan pronto estará entre las aficiones cantando pasacalles como en el escenario en una final interactiva, con un formato televisivo. La colaboración de Televisión Canaria, con vídeos de introducción, ha añadido un plus de calidad, gracias a la idea del director Enrique Camacho.

Pero no solo se espera que sea una final dinámica, sino un concurso que recupere su esplendor, tras el fiasco de la primera y la tercera fase del concurso, marcadas por el sopor en la mayoría de las actuaciones murgueras. Si pincha la final, el concurso más esperado podría asistir a una final, pero a la de un ciclo que comenzó a finales de los noventa, con Singuangos, Mamelucos, Chinchosos, Trasnochados y más tarde Diablos Locos y Bambones. Tres fases, una a 9 y otra a 8, parece una condena con la calidad demostrada. Tal vez mejor unas preliminares en el Guimerá, aunque sean cinco grupos durante siete días, para elegir a doce para dos fases y una final a seis, estas tres últimas ya en el recinto.

Tras una presentación que se prevé espectacular, la primera actuación murguera correrá a cargo de la Ni Fú-Ni Fá de José Antonio González, «El Flaco», de Singuangos. El morbo está servido: ¿interpretarán la canción censurada por dedicarla a los gais?».

A partir de ahí, los finalistas.

Abrirá Ni Pico-Ni Corto, que vuelve a la fiesta del pasacalle después de tres años en el desierto. Paradojas de la vida, esta edición, que parecía de vida o muerte para la continuidad de la sociedad que preside Fino Díaz, ellos pasaron gracias al refuerzo de Carlos Estévanez, que fue alma máter de Trabas, y Óscar Gómez, exdirector musical de Triqui. Y, sin embargo, Ni Trabas ni Triquis pasaron a la final de esta noche.

El pase de los chicharreros de corazón no ha estado huérfano de voces discordantes con la decisión del jurado. Pero pasaron. Eran pocos, pero sonaron afinados y las letras de Nino, de Tiralenguas, le sirvieron de aval para resucitar. Habrá que ver si llegan ciegos hoy.

En segundo lugar, esta noche actúan Bambones. La murga a batir, con tres primeros de Interpretación. Si logran el cuarto esta noche sería la primera vez que se consigue en la historia del Nuevo Carnaval, desde el año 1977. Prometen ser comerciales y contagiarse de Carnaval, hasta en la temática. Falta que también recuperen la fuerza y vuelvan a enamorar al público, más que en la fase.

Mamelucos, en tercer lugar, apostará por virar la tortilla de lo que ha sido la tónica en ediciones anteriores. Se distinguían por hacer mejores fases que final. Musicalmente impecables, los mejores, han reservado «para poder presentar propuestas potentes», que valgan más que un 0,25. Temática, también de Carnaval.

Desde Los Realejos, y ya dispuestos a sacar certificado de residencia en Santa Cruz al repetir en la final murguera, Trapaseros. Una paradoja similar que en Ni Pico. En 2014 Juanka López, el militar parrandero, sustituyó a Domi González, director-fundador durante 17 años de Trapaseros. Este año pasaron Trapaseros a final y Triqui, en la que se puso al frente Domi, se quedó fuera. Suenan bien y al menos en fase cogieron la medida a la parafernalia para que el rey león no se comiera su belén.

La Traviata actuará en quinto puesto. Arrancaron con «karma» en fase» y luego se pusieron a jugar, pero no se ganaron el pase en la lotería sino con méritos propios. Aún así, se esperaba más de una murga que enamoró el año pasado. Fueron accésit en 2014 y Criticón, y eso ya fue una señal.

Sexto puesto, Zeta-Zetas. Hasta ahora tenía una media de un tema innovador cada dos años. Ocurrió con el helio y el año pasado con el monigote. Este año podría invertirse la tendencia: dos buenos temas en el mismo año. De momento, su nuevo director, Javier Lemus, ya les ha traído suerte. Sorprendieron con el robot… ahora falta que iluminen la noche.

Diablos Locos actuará en séptima posición. Su objetivo -como el de las murgas grandes- es el cartón del primero, y este año más. Su fase de este año fue mucho mejor que la de 2014, cuando pivotaron en «Fasnia dónde estás» y se alzaron con el tercero de Interpretación con el mejor tema del Carnaval pasado. Esta noche irán a romper el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas con otro musical y, en su segundo, irán a enamorar.

Cierran la velada Triquikonas. En fase, hicieron un más que discreto papel. Son las reinas del humor, y mantienen su apuesta por el equilibrio de crítica y humor. Esta noche cantarán a gusto su tema crítico para desquitarse y cerrarán con la especialidad de la casa, que ojalá sea un estreno y no la pista b del recopilatorio «10 años de Triquikonas».

Serán cinco horas de espectáculo murguero que arrancará a las 20:30 horas, a las que habrá que sumar la deliberación del jurado para conocer al (nuevo) ganador.

Se contentarán con ver la final desde la grada Desbocados, que solo con su tema dedicado a la lucha canaria dieron un revolcón, aunque el jurado les dio el toque para atrás. También pudo estar Klandestinas, en el año del estreno, pero el tribunal las dejó en las clandestinidad. Ambas tienen premio moral.

Vistos solo los nombres que eligió el jurado -las puntuaciones permanecen en secreto porque se arrastra a la final de hoy-, a los encargados de calificar las actuaciones les gustó más la segunda fase (Mamelucos, Triquikonas y Trapaseros) y la tercera (Traviata, Ni Pico y Bambones), que la primera (Zeta-Zetas y Diablos). Y el humor, en vías de extinción.

FINALISTAS

Hoy, 20:30 h. Recinto ferial

1.- Ni Pico-Ni Corto

2.- Bambones

3.- Mamelucos

4.- Trapaseros

5.- La Traviata

6.- Zeta-Zetas

7.- Diablos Locos

8.- Triquikonas

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.