Los Caneros de Tigaday, en Frontera, salen el domingo y el martes de Carnaval

Carneros_IIEste domingo, las calles de Frontera volverán a llenarse de público y de pieles embetunadas. Todo ello bajo el sonido de los cascabeles que marcan el principio y el final de una aparición ampliamente esperada: la de Los Carneros de Tigaday, una figura representativa del Carnaval de La Frontera y del carnaval tradicional canario.
El alcalde, David Cabrera de León, señala esta Fiesta, emblema del Municipio, que recuperó Don Benito Padrón Gutiérrez con los miembros del grupo Tejeguate, entroncados con la Juventud del Valle de El Golfo. «Hoy son más de cuarenta jóvenes los que se visten con las zaleas, no sólo del Municipio, sino de otros pueblos de La Isla».
Durante todo el mes de febrero, un local contiguo al antiguo Casino de Tigaday ha albergado un pequeño museo reflejo de esta tradición: sus zaleas, un vídeo informativo y distintos objetos propios de esta manifestación se han mostrado al público para dar a conocer su singularidad. Una propuesta realizada por el propio colectivo de Carneros.
Desde hace décadas, Los Carneros salen desde la Casa del Miedo, bodega patrimonio de su rescatador, y que hoy pertenece a sus descendientes. Antaño recorrían los rincones de las poblaciones cercanas como Belgara, Las Lapas, El Lunchón, Malnombre, Los Mocanes, Merese, Cruz Alta y Tigaday. Hoy su recorrido se limita a Tigaday y a sus calles adyacentes.
Son los orígenes ganaderos de El Hierro la principal causa de que la sociedad encontrase en estos líderes de la manada el rol a imitar en diversiones profanas.
El decir popular cuenta que si no quieres terminar pintado es mejor quedarse en casa pero lo cierto es que nadie se resiste a visitar estos días la calle Tigaday.
Este domingo y el Martes de Carnaval una multitud de jóvenes, niños y adultos volverán como cada año a formar parte de esta escenificación. Una cita esperada en la que la expectación y el regocijo siempre están asegurados.

 

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.