Los indianos, sin espíritu, por Víctor Martín

Fueron los indianos peor organizados de la última década. La Negra Tomasa llegó tarde a la plaza de España, al reparto de polvos casi se le hace de noche… y, por peor, no hubo desfile, sino gente caminando por diferentes calles. Y eso que había muchos menos indianos que años anteriores. Quizás 40.000… y hasta mucho parece.
Es el momento justo para que el ayuntamiento se replantee la fiesta y defina qué quiere. Las batucadas parecen grupos aceptados por una mayoría, aunque a los más pulcros de la fiesta aún les chirríe, lo que no quita que algún año se decida apostar por grupos de música cubana, que de eso se trata, que se junten al inicio de la calle Real para dar el inicio al desfile. De una marcha para recordar de verdad a aquellos palmeros que se fueron en busca de un futuro mejor y regresaron presumiendo de su riqueza.
También es cierto que en el pueblo hubo menos guasa, menos espíritu palmero. Quizás con la crisis el horno no esté para bollos.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.