Masi Carvajal, 20 años de director

El fallecimiento de Tom Carby, en octubre de 1994, obligó a que su hijo propusiera y protagonizara la refundación de la murga.

Hijo, cofundador de Diablos Locos en 1972, compañero y sucesor de Carby en la dirección. Masi Carvajal celebra en 2016 veinte años al frente, responsabilidad que heredó el 30 de octubre de 1994, cuando falleció su padre. Nunca deseó ser director, pero quiso corresponder a la ilusión de Carby y se propuso llevar a lo más alto a Diablos. Y lo consiguió, aunque le costara dejar la fila, donde pasaba desapercibido. La vida, de un empujón, lo colocó de director.
El primer Carnaval sin Carby, 1995, Diablos salió y le tributó su primer homenaje con el busto y la peluca rubia delante, como si siguiera él; peluca que caracterizó a Carby tanto como su brinco al final de cada tema. Para 1996, Masi, con Damián Sacramento, buscó la colaboración de Víctor Asensio, que les hizo letras y ayudó a montar. Víctor, letrista de Guachipanduzy adulta y director musical de la agrupación Guarapo, se volcó en Diablos, aunque salió como componente desde 1997. Pero ya en 1996 los aupó al tercero de Interpretación, primer año del recinto que se recuerda porque Masi subió por la rampa en un burro que a punto estuvo de caerse. Inolvidable su actuación: “Cosas nuestras”, y en la final, segunda parte.
Masi y Víctor consiguieron que Diablos dejara de ser la “murga del bocadillo” hasta convertirse desde 1996 en una de las más esperadas.
Si el objetivo era revalidar en la refundación de Diablos el 1 de Interpretación que logró Tom Carby en 1980, Masi, y su familia trónica, han escrito en oro estos 20 años: 3º en 1996 en Interpretación; 1º en 1997, 3º en 1998; 2º en 1999; 1º en el 2000; 1º en 2002; 3º en 2003; 2º en 2008; 2º en 2009; 1º en 2011; 2º en 2013; 2º en 2014 y 1º en 2015, al margen de “Criticones” y premios de Presentación.
En los últimos once años, Masi y Víctor han hecho que Diablos sea, con Bambones y Triqui, las únicas que se han repartido los primeros. Siguiendo los pasos de Masi, segundo director más antiguo en activo, viene su hijo, Tomi, con madera de murguero.
Mientras, no faltarán las arepas en la calle Candelaria ni la vela a la Virgen de Candelaria cada noche de concurso que mantiene vivo el recuerdo a Tom Carby, presente en cada ensayo.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.