Monzón, el patriarca del güiro

A continuación se reproduce el artículo publicado el miércoles 19 de octubre de 2011 sobre la trayectoria de Manuel Monzón, según sus contemporáneos.
El exalcalde Manuel Hermoso, los cofundadores de Rumberos Esteban Reyes e Ignacio Vázquez y el exgerente de Fiestas Juan Viñas valoran la aportación al Carnaval del fallecido Manolo Monzón, quien recibirá el título de Hijo Predilecto de Santa Cruz.
«El último deseo de Manolo fue que el Mamá, llévame a La Habana fuera el himno del Carnaval…», recuerda Sira, inseparable compañera del padre de las «comparsas» del Carnaval. En el velatorio de Manolo Monzón (Santa Cruz 1936-2011) -entierro que se celebra hoy, a las 13:00 horas, en Santa Lasteria-, Sira quiere complacer al patriarca del güiro, instrumento con el que siempre desfiló, bailando, al frente de su comparsa, Los Rumberos.

Monzón siempre vivió ajeno a reconocimientos. A diferencia del «padre» de las murgas, Enrique González, que rescató con esplendor desde 1961 la murga de la década de los sesenta, Monzón importó las comparsas de Río que vio por televisión en sus once meses de estancia en Venezuela, a comienzo de los sesenta. En el último año, cuando ya era un secreto a voces que Monzón padecía cáncer de páncreas, se sucedieron las distinciones: primero la Recova, donde trabajó, luego la Federación Tinerfeña de Murgas y más tarde el Cabildo, que le otorgó el título de Hijo Ilustre de Tenerife. Ayer, el ayuntamiento anunció la concesión del título de Hijo Predilecto de la ciudad, y/o la concesión de una calle con el nombre de Monzón. Además, el concurso de Ritmo y Armonía, del sábado de Carnaval, llevará desde la próxima edición el nombre de Manolo Monzón.

Hermoso: «Una figura del Carnaval».- El exalcalde de Santa Cruz y «padre» del nuevo Carnaval Manuel Hermoso definió ayer para el día la influencia de Manolo Monzón en la fiesta de la máscara: «Es una figura muy importante de la fiesta. No sólo es el padre de las comparsas sino que supo reconocer el tirón de las agrupaciones de cuerpo de baile y logró convertir el ritmo de estos grupos en el sello del Carnaval de Tenerife en el exterior. Destacaría su brillante trabajo y su alegría; éramos muy buenos amigos. Recuerdo cuando fuimos al hermanamiento con el Carnaval de Río de Janeiro (1989). Manolo estaba en su ambiente; allí hizo valer el sello de la comparsa tinerfeña frente a las cariocas, siempre tan participativo y afectuoso», concluyó Hermoso.

Viñas: «Adoraba la comparsa».- El exgerente de Fiestas Juan Viñas Alonso elogia la entrega de Monzón. «Desde que llegué a Fiestas, en 1971, Manolo se desvivía por las comparsas, por el Carnaval. Adoraba la comparsa. Era un ser extraordinario, y eso que le buscaba la lengua y teníamos nuestras cosas. Él era de la calle Mejías; Esteban Reyes (cofundador de Rumberos y líder de Brasileiros), de la del Humo, y yo vivía en La Noria… por lo que gastábamos nuestras bromas como grupo de amigos. Pero no faltó algún enfado, como cuando Los Rumberos se fueron un año al Puerto de la Cruz. Manolo era un innovador, un personaje extraordinario que ha dejado una estela en el Carnaval de Santa Cruz».

Esteban Reyes: «Buena gente».- Cofundador de Rumberos, y por ende de la modalidad en el Carnaval, y «alma mater» de Brasileiros, Esteban Reyes define a Manolo Monzón como «buena gente. Fuimos amigos del barrio. Era un defensor del folclore, un gran parrandero». Esteban no oculta su desconsuelo porque ya las cosas no son como antes. «Antes las comparsas teníamos hasta 100 componentes; también había pocos sitios donde ir…».

Ignacio Vázquez: «El principio fue Manolo».- Junto a Esteban Reyes, también Ignacio Vázquez acompañó a Manolo Monzón en sus inicios con Rumberos, hasta que en 1971 creó Sudamericanos -y ganó el primer concurso de comparsas- y en 1972 constituyó Danzarines, y volvió a ganar. «Salíamos varios matrimonios juntos hasta que Manolo nos propuso hacer la comparsa y salimos juntos desde 1965 hasta 1968. Todo tiene su principio, y el principio de las comparsas fue él. Era una persona maravillosa; un iniciador, entusiasta». «La primera ayuda que nos dio el ayuntamiento fue de 10.000 pesetas»… «Las comparsas de antes vivían el Carnaval; era algo fuera de lo normal, sin menospreciar a las actuales, que hacen un gran esfuerzo para salir», añade el actual presidente de honor de Danzarines.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.