Niños de Bambas aprenden a escribir canciones con Bambones

JA BAMBONES ESCUELA LETRISTAS 5-09-14 (41).JPGEl local de ensayo de la Sociedad Bambas, en El Cardonal, se ha convertido en una particular academia para letristas, donde los grandes forman a las nuevas generaciones.

Los nuevos valores de El Cardonal no cantarán a los políticos; apuestan por una final infantil.

Con el peso de la historia a sus espaldas –fotografías y placas que tapizan las paredes–, un grupo de componentes de la murga infantil Bambas ha decidido crear un grupo de letristas, un clásico ya en varios grupos críticos adultos. Ahora no acaparan titulares Paula Mejías Jordán, de 14 años (uno en murgas); Beatriz Udeleyn Barroso Rodríguez, de 14 (tantos años como lleva en las murgas -dos de ellos incluso en la adulta MasQLocas-); Alba Quesada Fernández, de 13 (doce en murgas), Andrea Mejías Jordán, de 15 (uno en murgas); Jéssica Cruz Torres, de 16 (10 en murgas); Juan Daniel Cabrera Plasencia, de 17 (8 en murgas) y Joel Ramos Ojeda, de 17 (9 en murgas)… pero tal vez en unos años sea habitual referirse a ellos como ahora ocurre con Jordán, Juanjo “el abogado”, Agustín, Primi, Julio Alexis, Javi Nóbrega… En las últimas semanas el local de Bambas (1971) y Bambones (1982), en el corazón de El Cardonal, se convierte dos veces a la semana y durante tres o cuatro horas cada día en una academia de letristas que tutelan Juanjo, Agustín y Jordán; bambones y letristas de oro.
JA BAMBONES ESCUELA LETRISTAS 5-09-14 (28).JPGEste grupo sorprende. No solo por el manejo de la metodología de cómo hacer una letra: elegir qué cantar, seleccionar músicas, luego un esquema, una redacción y… a hacer estrofas. Alguien puede pensar que pierden el tiempo, pero haciendo letras se han familiarizado más con la lengua española que en las mismas clases del colegio o el instituto. “Cuando haces una frase tienes que ver si la última palabra es llana, no sólo en el pareado”, expresan con libertad, ante la mirada de Juanjo y Jordán, que se contagian de la sabiduría infantil.
“Cuando escribimos una canción no pensamos en la edad de los componentes, si tenemos muchos de 5 años o de 16, sino que nos fijamos en lo que queremos decir”, explican. De cara alCarnaval 2015, sorprenden, tienen claro a lo que ¡no! quieren cantarle: “No cantaremos nada a los políticos, porque no nos interesa. Ellos ya están hablando todos los días y son cosas que no entendemos”.
JA BAMBONES ESCUELA LETRISTAS 5-09-14 (38).JPGY en la conversación sale el sello bamba, que en las murgas adultas sería bambón: “La canción ideal tiene que combinar humor, ironía y crítica, y hablar de varias cosas”. En su primer tema, que esperan terminar en unos diez días, desvelan que mezclan cinco músicas y dura nueve minutos. Ni una pista más. El que quiera saber más detalles, a escucharlos en febrero. Buena parte del grupo sería partidario de una final infantil, como ocurriera hace una década.
Admiran las letras que hacen sus mayores, pero admiten que son muy críticas para cantarlas los niños, por eso ellos se han lanzado a hacer sus propios temas. Eso sí, no falta en el grupo alguna que se reconoce bamba hasta la médula pero… “antibambón”. Las murgas infantiles tienen más niñas que niños en general, analiza el grupo de letristas de Bambas, porque “a los chicos le gusta más el fútbol y ellas prefieren cantar”.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.