Otro mundo, por @hgonar

La final del Norte tuvo obertura, Irónicos -irreverentes en «Ahorcados»- y una clausura de Olimpiadas, Trapaseros. Su Rey León no fue un espectáculo salvaje sino amaestrado y enseñó sus letras. El segundo, el «Controlador», que devolvió el tino a cuando se salieron de pista en Santa Cruz, a donde volverán en 2014. Es más, ni debería concursar para volver. Son grandes. Si el certamen del Norte es un planeta, ellos son Vía Láctea.

Si elimináramos a Trapaseros por abusadores, ganaría Puertopotras, revelación. Deskandalosos, Pizzicatos o Irónicos jugarían un 3×3 por el tercero.

Reprobable la actitud de Archicuerpos. Injustamente fuera de la final, estallaron contra el suelo el trofeo de participación cuando se quedaron fuera de los premios de Disfraz y dejaron el escenario a mitad de los premios. Si Cascarrabias fue sancionada dos años sin concurso por una bronca detrás del escenario, ¿qué le espera a Archicuerpos?

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.