Peces y colores azules predominan en las diez propuestas de cartel

La comisión técnica designada por Fiestas eligió ayer las diez obras finalistas que optan a ser el cartel del Carnaval de las Profundidades Marinas, que se celebrará en 2019.

 

En total se presentaron 26 obras -17 menos que la edición anterior- pero con una alta calidad artística, precisaron las fuentes consultadas. De hecho, fueron necesarias más de tres horas y media para elegir a las diez seleccionadas que la próxima semana se presentarán en la Casa del Carnaval para someterlas a votación popular. La más valorada será el cartel, como ya ocurrió en 2018 con Nareme Melián, quien precisamente fue uno de los cinco miembros de la comisión.

Dada la temática, que es más restrictiva que el mundo de la fantasía -dijeron algunos jurados-, predominan los peces y las tonalidades azules. «Entre los participantes, despuntaron los cuatro primeros elegidos, pero fue muy complicado seleccionar diez por la alta calidad de los participantes», precisaron. Prevalecen las obras de diseño gráfico por encima de la pintura tradicional. Hay propuestas con técnicas de collage o de acrílico y óleo. El jurado también eligió a los diez finalistas en función de la estética, la fuerza y claridad de mensaje y el diseño como imagen corporativa, que tuviera un recorrido que fuera más allá que un cartel; como si alguien lo elige como disfraz para la próxima edición. «Este sistema de votación es el mejor método, porque hay un filtro previo, y luego quien decide es el profesional», valoraron diferentes jurados. «Al final, el Carnaval es la calle y el pueblo quien debe decidir», dicen.

Junto a Nareme Melián, ganador del concurso del cartel 2018, integraron la comisión técnica Enrique Camacho, director artístico de las galas del Carnaval; Daniel Pages, licenciado en Diseño Gráfico y diseñador de reinas, así como Yudith Gómez Martín, licenciada en BBAA, y Ruth Pino, doctora en BBAA, que fue jurado de la reina y de la selección del cartel 2018.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.