Pita-Pitos y Guachi adulta comienzan su gira en El Rocío

El II Festival de Murgas de El Rocío se celebró la noche del pasado viernes en el polideportivo municipal de este barrio lagunero. La lluvia obligó a suspender el acto justo en el momento que cantaba Guachipanduzy. antes ya se habían presentado ante el público la infantil Pita-Pitos y Diablos Locos.

He aquí algunas imágenes del festival a tres por la lluvia.

Los primeros en subir al escenario, tal y como recogen las fotografías de Manuel Expósito, fueron los niños de Pita-Pitos, una formación que llega con mucha fuerza. Esta edición ya han consolidado a su director musical y «alma mater» Julito Alfonso Plasencia, que después de un periplo por Las Palmas ya se entrega a tope a su murga. Él ya trabajó en Pita-Pitos desde noviembre del pasado año, pero ahora está totalmente volcado en el proyecto una vez ya consolidado el reencuentro con la tierra que lo vio nacer.

Pita-Pitos no desveló nada. O sí. desveló mucho. En su pasacalle y despedida dejan un aviso a navegantes: Han recuperado lo mejor de su época de oro. Pita-Pitos era capaz de despertar pasiones con su pasacalle, con tanta fuerza como las murgas grandes.

A Pita-Pitos se le ha sumado en la última quincena un buen grupo de Redoblones, que han permitido que el grupo pase de unos 35 o 40 Pita Pitos a cerca de 55. Por más que a alguno no le pueda gusar, los refuerzos de Pita Pitos lo abanderan Sebid y Zeben Arteaga. Estos dos murgueros, el primero director de Triqui-Traquitos 2012 y también letrista junto al segundo, abandonaronla disciplina de la infantilmónica de la calle de La Noria para incorporarse a un proyecto nuevo. El pasado mes de agosto se sumaron al segundo intento de los hermanos Adán y Javier Lemus de sacar Redoblones, un proyecto que crearon un año antes, cuando lo intentaron por primera vez. Pasado los meses, Quedó en el olvido y Pita-Pitos suma en sus filas a «los codiciados». No es el nombre de su murga, pero sí la situación en la que se encontraron por muchos. No le faltaron guiños desde Rebeldes o Mamelones. O incluso Pita Pitos, donde al final se quedaron porque es más familia, según opinan ellos mismos.

Al frente de Pita Pitos, de cara al público, Óliver, que encanta y apasiona. Apuntalando las voces y dando lumbre y esplendor al grupo, Julito. Sin duda, Pita Pitos promete. Por si fuera poco cuenta con el «fichaje» estrella de Leroy Casañas, una «cabeza bien amueblada» que se destaca por sus brillantes ideas como lo demostró en Rebobinados. Su inclusión en el proyecto Pita Pitos revolucionará…

Tras Pita Pitos, tomaron el testigo del escenario Diablos Locos, que cantaron pasacalle, sy canción del «Por qué» de las cosas y su despedida. A las órdenes de Maxi Carvajal alimentaron las mejores previsiones, si no fuera porque el tiempo amenazaba lluvia. Como así ocurrió luego. Los trónicos enamoran y despiertan pasiones allí por donde pasan. Era una noche mágica para Moi Rodríguez, uno de los alma mater de la asociación de El Rocío, pieza fundamental también en la murga infantil Pita Pitos y componente de la adulta Diablos. Y si hubiera ido la agrupación musical Salsabor también hubiera tenido que subir a cantar con la formación de Yurena.

Cuando ni siquiera había llegado el ecuador del festival, había previsto ocho murgas, tomó el escenario Guachipanduzy. Disfrazados, como siempre, llenaron de Carnaval el polideportivo de El Rocío. Tanto que el cielo se «emocionó». Los de Luis Mariano González aguantaron estoicamente el palo de agua. Pasacalle, un fragmento de su tema nuevo de la crisis y despedida. Se suspendió entonces el festival, pasacado por agua, que diría el clásico, pero que demuestra que será un referente en el preCarnaval. Segunda edición, y más de setecientas personas avalaron la cita de la comisión de fiesta que coordina Moisés Rodríguez. Un enamorado de la fiesta y un trabajador nato.

En El Rocío, a pesar de la lluvia, también llegó el Carnaval!

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.