Elegante y señorial apertura del Carnaval

El parque marítimo, con el Auditorio de fondo, fue el “marco incomparable” donde arrancó anoche la fiesta del Caribe. El director artístico utilizó de hilo conductor el programa de actos para presentar la nueva edición.

Solo faltó que la voz del célebre César Fernández-Trujillo certificara que el parque marítimo de Santa Cruz, con el Auditorio de Tenerife iluminado, era anoche el “marco incomparable” para la inauguración del Carnaval del Caribe, que arrancó con un espectáculo elegante y dinámico y que utilizó como guion el mismo programa oficial para ir desgranando los actos de la fiesta y hasta desvelando algunas sorpresas.

El director artístico, Enrique Camacho, demostró que es posible que la fiesta de la máscara tenga una gala inaugural. Con una exquisita iluminación, sensacional elección del emplazamiento del escenario -con el Auditorio de fondo-, sacándole partido a la piscina y recuperando los fuegos artificiales. Es Carnaval. Solo faltaba darle alma, y ese protagonismo recayó en las propias candidatas y su sorteo, con elegancia y majestuosidad. Con esplendor. Fueron 55 minutos de espectáculo que dieron ganas de salir a la calle. ¡Que comience el Carnaval!

La apertura fue de menos a más. De forma puntual y a la medida de Televisión Canaria, Míriam Reyes y Ángel Silva intentaron acercar el Carnaval chicharrero a ritmo de la orquesta La Sabrosa, aunque recordaba más a la verbena de fin de verano de Las Eras.

Poco a poco fue cobrando empaque el arranque, con las comparsas bailando entre el público y en el escenario instalado en la piscina central. Y el Carnaval se sumergió en el agua con las nadadoras del club Santa Cruz. Llamaron la atención dos figuras gigantes. Primeros fuegos artificiales, y llegaron con ellos los maestros de ceremonia, un simpático Elvis Sanfiel y Laura Afonso, que rivalizó en belleza con el propio entorno. Él, con un traje de lino modelo Liqui-Liquis; ella, como una reina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras la salutación a las reinas adulta, infantil y de la tercera edad, pareció llegar hasta un momento para la publicidad, al anunciar que en un mes abre la ansiada Casa del Carnaval de Tenerife.

Los maestros de ceremonia comenzaron a hacer un repaso por el programa, recordando que después de la inauguración de anoche las murgas infantiles abrirán los concursos el próximo miércoles, en el recinto. Y así, con el resto de modalidades, hasta llegar a la gala infantil. En ese momento, sobre la pasarela “flotante” irrumpieron sus presentadores: la siempre genial Alicia Rodríguez y los divertidos hermanos Ainara y Romén, un descubrimiento de Enrique Camacho en la gala infantil de 2015, cuando se consagró, y que rescata para esta edición.

El “cameo” no defraudó y dejó ganas por descubrir la gala.

Elvis Sanfiel y Laura Afonso dieron paso al primero de los tres sorteos de aspirantes. En esta oportunidad, a cargo de las niñas, que descubrían el número escogiendo un pelícano. La originalidad de Elvis llenó de contenido los dos segundos de espera que tardaba cada una en saber su turno. “Qué número tan bonito”, le dijo. Eso para el 6, el 8, el 11, el 16, el 21… Y hasta le hizo un guiño a la hija de Saida Prieto cuando salió a coger su turno, reconociendo su “sangre carnavalera”.

Otro golpe de humor. Cuando Elvis Sanfiel le preguntó a Laura Afonso si ya se había “comprado” su disfraz para Carnaval.

De ahí, siguieron con la gala de los mayores. En escena, su presentador, Daniel García, con una intervención dinámica y con frescura, que contrastó con la selección musical de Enrique Camacho para dar paso a las once mayores a ritmo de “Pasito tun tun”.

Un “pay-pay” permitió conocer el orden de actuación a las once señoras, que llenaron de garbo el escenario del parque marítimo.

Los maestros de ceremonia fueron exhaustivos en el repaso del programa, y hasta nombraron el festival de La Zarzuela y Los Fregolinos. De ahí, a la gala adulta. Miércoles 22 de febrero. Saludaron a Jadel, presentador del año pasado que confirmó que repetirá. Buscando pareja, echó mano de su móvil y llamó a una amiga, la también cantante Roko, que lo acompañará ese día. Un perfecto directo con naturalidad.

Siguió el tercer y último sorteo de aspirantes. Le correspondió el turno a las adultas. Cosas del azar, el único diseñador que presenta dos aspirantes, Daniel Pagés, y van y salen seguidas… el 7 y 8.

En el caso de las jóvenes, ellas conocieron su turno al escoger un cóctel. Así, de entrada, el primer número que salió fue el 13.

Una vez concluyó el sorteo, se vino arriba el espectáculo, al llamar a todas las aspirantes -también infantiles y mayores- para la fotografía de familia. Hasta Elvis Sanfiel reclamó la presencia del alcalde de la ciudad de La Laguna… y apareció José Manuel Bermúdez.

Pero el espectáculo superó la anécdota, que pasó inadvertida. Con un “Santa Cruz en Carnaval” que siempre enamora y que anoche logró el más difícil todavía con el intérprete Argel Campos.

En Santa Cruz ya es Carnaval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>