Una gran final con siete estilos

El recinto ferial acoge esta tarde el concurso más esperado, si lo permite la alerta meteorológica. El centenario murguero será la temática más reiterada y la mayoría «interactuará» con la grada.

Hoy muchos murgueros miran al cielo pendientes de que remitan las condiciones meteorológicas por las que desde anoche se declaró la alerta. De hecho, Fiestas suspendió la apertura de la feria a la espera de que mejore el tiempo. A pesar de eso, incondicionales seguían acampados a las puertas del recinto, como desde hace cuatro días, para hoy ocupar los primeros sitios.

Hoy, poco después de las dos de la tarde, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife decidió mantener la celebración de la final, esta tarde, desde las 19.30 horas, a la espera de cómo evolucione el tiempo. Las puertas del recinto ferial abrirán a las 17.30 horas.

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, la gran final estrena día y hora: hoy, sábado, a las 19:30 horas. Por segundo año consecutivo tendrá siete finalistas, tras el recorte de 2016. El espectáculo lo dirige Javi Caraballero, que releva a Enrique Camacho, tras dos años al frente, si bien se mantiene la apuesta por un formato a la americana. El maestro de ceremonias, por tercer año consecutivo, Alexis Hernández, sinónimo de éxito.

El concurso más esperado comenzará con una obertura para conmemorar el centenario del desembarco de las murgas, gracias a la tripulación del buque cañorero «Laya». La banda de rock Ni 1 Pelo de Tonto, con David Lover al frente, interpretará el himno compuesto para la ocasión. Subirán los representantes de unas cuarenta murgas de los últimos tiempos; el alcalde y la concejala harán un reparto fugaz de placas conmemorativas para acabar cantando todo el recinto el cumpleaños feliz.

A continuación, llegará la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá, con José Antonio González al frente por cuarto año consecutivo.

La gran final será una exhibición de los siete estilos que dominan en el género estrella del Carnaval. Respecto a la temática que más se repetirá, Triquikonas, Diablos y Bambones coincidirán en referencias al mundo murguero o al centenario desde diferentes ópticas. Otro recurso, la búsqueda de la conexión con el público, clave en la victoria el año pasado de los de la Casa del Miedo. Para ello, Mamelucos, Diablos Locos, Bambones y Zeta-Zetas «interactuarán».

1.- Ni Pico-Ni Corto (1973). Abrirán el tiempo de concurso. Al frente, su director «talismán», Carlos Estévanez, que junto al responsable musical, Óscar Gómez (Castorcitos), ha logrado los tres pases a la final en los tres años que llevan en la murga, dejando ya en el olvido los años en los que se quedaron en fase. Como si de una obra de ingeniería se tratara, el gran mentor de la «resurreción» de Ni Pico tiene nombre: David Díaz, el hijo del presidente de la sociedad, Fino Díaz. El equipo se reforzó este año con Yerai Lorenzo, fundador de Triquikonas, autor de la idea del primer tema que cantan esta noche, «Los siete pecados capi tales». Su segundo, «El optimista», de Nino Bello, autor de obligada referencia, que le ha garantizado el pase y que ha apostado tanto por Ni Pico que hasta este año dejó de escribir a Tiralenguas. El nuevo estilo de Ni Pico es amable, fresco y capaz de hacer reír al que es objeto de su crítica.

2.- Triquikonas (2005). Tras quedarse a las puertas de la final en 2016, las féminas que han logrado el galardón más alto de la historia para las mujeres (segundo de Interpretación en 2014) revindicarán su estilo. Con Almudena Domínguez al frente, interpretarán letras de Naara Hernández. De primero, una referencia a «murguilandia», para seguir reivindicando su estilo: «Miércoles, de la familia Adams», casi tanto movimiento. Reivindicarán que son el pelotón del Carnaval y también las reinas del humor.

3.- Burlonas (2012). Pasaron a final en segundo puesto, por delante de Bambones, Diablos y Mamelucos, y no fue casalidad. Con Adela Peña en la dirección y las joyas de Raquel García en las letras, son exponentes de la crítica argumentada. Han dulcificado su interpretación, y han triunfado. En sus seis carnavales han logrado dos pases, 2013 y este. Esta noche esperan cotizar al alza con «La bolsa», de Airam Bazzocchi, para cerrar con «El musical de Santa Cruz corazón», de Raquel García, que arranca en plan muy musical.

4.- Mamelucos (1981). Año de la independencia de la sub 21, con la murga en manos de Xerach Casanova y grupo de letras con Airam Bazzocchi como referencia. Son los ganadores de 2016, que lograron el tercer doble en su historia. Como el año pasado, apuestan por un estilo más comercial y cercano, siendo referente por su calidad musical. El primero, una apuesta por la letra más pura, «La Burrocracia», frente a su segundo, «La grada», un guiño al público que busca enamorar.

5.- Diablos Locos (1971). Con Masi Carvajal al frente, dan una vuelta de tuerca al espíritu trónico. Exponente del desorden más ordenado y divertido, sinónimo de espectáculo. Su principal aval, el maestro, Víctor Asensio, director musical y letrista. Los gondoleros del Caribe abrirán con «una poesía murguera» en forma de canción, «Los diez mandamientos», un guiño a los amantes del género. O sea, a los seis mil espectadores.

Para cerrar, una apuesta personal de Víctor Asensio que busca interactuar con el público y que despertará carcajadas: «La mano que mece la murga». Dicen que es mejor que La Fasnia (2014), con la locura de la Capoeira (2011).

6.- Bambones (1982). Máximos exponentes de la crítica irónica, con excelentes voces, gracias al montaje de Julio Alexis Fernández Calzadilla y las letras del equipo de Jordán, Javi Nóbrega, Agustín, Juanjo «El Abogado»… en el que también participa Primi Rodríguez, director que irradia magia. Repiten presentación, y confían en dominar el crono para acabar cantando su despedida por el público. De primero, «Prohibiciones», letra argumentada y más cercana y comercial de lo habitual en su estilo, para cerrar, «El centenario», un «cañonazo» más que una salva por 100 años murgueros.

7.- Zeta-Zetas (2003). Cierra la murga 3D, formación que ya con el helio apuntó maneras aunque reventó con el monigote (2014). Su único premio de Interpretación es sus 14 años es un accésit de en 2015. Tras la salida de su mentor, David Padilla, antes del Carnaval 2016, Javier Lemus es la «luz» que ilumina este grupo, siendo Santi Martel el gran ideólogo. Junto a Pablo Moreno, este año se suman Besay Pérez, de apoyo en los tenores, y Javier Suárez Plata, de la desaparecida mixta Rebotados. Ya ganaron la fase este año, al pasar en primer puesto. Sus letras vienen cargadas de efectos. De primero, «Las mascotas», para acabar «teletransportándose». Si gustaron en fase, esta noche echan lo mejor.

Se prevé una final de calidad y para todos los gustos.


«Fallo inapelable»: Ni Pico abre la final

«Fallo inapelable». Así zanjó el Organismo Autónomo de Fiestas la posibilidad de que prosperara la reclamación interpuesta ayer por La Traviata, que solicitó a la organización que verificara si Ni Pico-Ni Corto subió a cantar en su actuación del lunes con el mínimo de componentes. Se da la circunstancia de que las dos murgas de referencia son de El Toscal, una la que preside Fino Díaz, pasó en séptimo puesto, mientras que la que lidera su hermano, Juan Díaz, quedó fuera de la final, al ocupar el 8º puesto.

Fuentes de la organización confirmaron que Ni Pico cumple con el mínimo. Tanto en el cómputo antes de subir como en la relación presentada, con 42 inscritos.

Pero, por dejarlo más claro, recuerda en la conclusión de su resolución que el fallo del jurado es inapelable, según las bases.

EL DÍA adelantó ayer que La Traviata iba a reclamar. Ya a las 9 de la mañana el presidente de Ni Pico se puso a disposición de la organización para aclarar cualquier duda. Dos horas después, La Traviata formalizó en el registro de Fiestas su reclamación, que los servicios jurídicos desestimaron sobre las tres de la tarde.

La murga que preside Juan Díaz, que ha pasado diez veces a la final en sus 13 años de historia, emitió un comunicado tras la resolución en la que afirma que aunque cree que se incumplen las bases, «acepta la decisión de Fiestas, que no desestima». Y acaba deseando suerte a todas las finalistas de esta noche.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.