¡Qué grandes son los pequeños!, por Félix Padilla

¡Qué grandes son los pequeños! Las siete en punto de la tarde; arranca el espectáculo.  Siete son las murgas infantiles las que se debaten entre nervios, ansia, hambre, miedo, sed, frio…, y no sé por qué unas ganas tremendas de ir al baño antes de subirse al escenario. Arranca la primera  fase de murgas infantiles con unos Lenguas Largas con muchas ganas de agradar pero pocas de moverse… Me explico: sentados en un sillón, quieren hacerlo todo, y se vuelven un poco vagos. Un simpático tema con el que más de uno se ha sentido identificado, con el que aprovecharon también para criticar con el segundo, mucho más reivindicativo. Mantienen el nivel del año pasado.
Continuaron la murga infantil El Cabito, musicalmente comedidos, pero se les entendió todo y bastante afinados. Nos deleitaron con dos temas de corte crítico pero infantil; con su segundo tema, “Los dibus”, hicieron alarde de originalidad con canciones de dibujos animados. Una fantasía de gatitos muy melosos.
En tercer lugar llegaron Chinchositos, con Berto Marichal a la cabeza montados en sus caballos blancos.
Con su “Chinchoperiodico” como primer tema comenzaron criticando el transporte público para después arremeter con temas del carnaval.
Con su segundo tema se volvieron más traviesos e hicieron soltar alguna sonrisa; han mejorados bastante en el apartado musical.
En el ecuador de la noche irrumpen unos Rebobinados cargados de mucho color en su disfraz, una entrañable presentación y dos buenos temas.
En el primero se preguntan qué les gustaría ser de mayor, y nos deleitan con una buena elección musical combinada con letras infantiles, quizás un poco larga, pero dan la talla.
La joya es su segundo tema, “Murgaflexia”, donde combinan buena letra con trabajos manuales mientras cantan tales como globoflexia o papiroflexia, un buen trabajo, aunque a veces desafinan; no importa; lo suplen con el espectáculo.
Continúan Los Retorciditos, que llegan desde Granadilla. Esta murga sureña está comandada por un viejo conocido como es Fran Conde. Apostaron por la crítica en su primer tema, reivindicando a los niños discapacitados. En su segundo tema ironizaron con la discriminación por sexismo dividiendo a la murga por sexos. Quizás demasiado protagonismo de su director, pero se nota que hay talento entre las filas. Una murga de futuro.
Aunque llegaron haciendo el pato, (no me malinterpreten), ese era su disfraz: llegan Carricitos de Pato Donald. Aprovecharon este para hacer juego de palabras a la hora de criticar en su primer tema, “hay mucho que hace el pato”. Con su segundo buscaron las ventajas o desventajas de la red social Facebook, quien las utiliza y de qué manera. Tienen que mejorar en afinación, pero siempre una buena murga.
Y llegando sobre las once, desde el barrio de La Salud unos “Siberrianos” muy carnavaleros. Infantilmónica Paralepípedos, con el difícil papel de cerrar esta primera fase.
Sorprendieron multiplicándose en número en su primer tema, criticando la sanidad y el paro, pero, cómo no, también al Carnaval.
El segundo tema, hecho por ellos mismos, hicieron hasta cantar a sus más peques. Qué bonito ver el talento de tanta cantera. Mañana más, que esto no ha hecho más que empezar.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.