Redoblones, la joya del jardín

Segunda fase reñida que despegó con Guachipanduzy, muy infantil y divertida; que siguieron Castorcitos, con letras y voces de calidad, y los de El Pirata, muy completos.

La segunda fase de murgas infantiles comenzó con buena letra, con Rebeldes y Lenguas Largas, para bajar un poco la intensidad y luego coger la rampa de despegue desde Guachi, Castorcitos y subir aún más con Redoblones. Hoy, tras la tercera fase, se conocerán los ganadores.

1.- Rebeldes (1970).- Con la “triquikona” Sheila Córdoba al frente, la murga infantil decana del Carnaval, con 49 años en la fiesta, comenzó con una demostración coral de la mano y el buen gusto de Fran Trujillo “La Juana”. El primero, en forma de presentación, “Murga murga”, para seguir con su pasacalles.
Su primer tema en concurso, “Siempre que puedo, pido un deseo”. Sobre el escenario, una gran lámpara tipo Aladino. Con el sello de Jonás González, desgranaron el tema más original escuchado hasta ese momento. Con el hilo conductor del“Deseo”, cantaron que siempre cruzaban los dedos hasta cuando jugaban a los videojuegos; para que la grada esté llena y las cantinas cerradas, y el público cruza los dedos para que ganen sus murgas. Luego incluyeron a modo de estrofa: “Deseos son una ilusión, dejando volar la imaginación, para que este mundo sea mejor”. Y antes de acabar dieron un giro al usar la lámpara y ofrecer tres deseos, entre los que pidieron aprobar o que una criada les limpie la habitación. La murga disfrutó y contagió.
En su segundo, “Las niñas ya no quieren ser princesas”, cantaron a la igualdad desde la óptica infantil. Jugando con los colores, rosa y azul, o los hábitos o juegos que se reservan para los niños, para acabar pidieron a los padres y profesores que eduquen en la igualdad. Por momentos con la intensidad de la letra se atropellaban, pero volvían a conectar la murga. Bonito.

2.- Lenguas Largas (2003).- Siguieron unos mágicos Lenguas, herederos de la calidad musical de Rebobinados, en tándem Romén Soriano y Sara Febles, que ha impulsado a la murga que dirige Laura Martín, con notable mejoría en las voces. Engancharon ya desde la presentación, para seguir con un repertorio cuidado elaborado por Romen Soriano.
El primero, “El reloj de arena”, fue una propuesta con la que invitaban a viajar al pasado y recordar cuando los reyes magos llegaban en helicóptero al estadio, para incluir unos vídeos en las pantallas, a la vez que le cantaban a los abuelos agradeciendo su cariño. Toque de atención por la subida de las entradas del PIT, para cerrar con un tribujo a las murgas del ayer. Lo mejor, su “Cubanito” en un tributo a la trompeta.
Siguieron con “Un día en el cole”, repasando la asignaturas de lenguaje, cuando recuerdan el abecedario haciendo una frase con las iniciales que lo forman; matemáticas y el agente 0707, que al darle la vuelta descubren que se llama Lolo, se van al recreo y reivindican los juegos tradicionales y ponen un sello de tradición cuando en idiomas reivindican el silbo, con Rogelio Botanz respondiendo desde el público. Momento llamativo, la clase de música, con una elección de percusión corporal. Notable mejoría musical, divertidas letras.

3.- Frikywiky’s (1998).- Los niños de Katy Rancel, la presidenta, fueron dirigidos, por segundo año consecutivo, por Nerea Rodríguez, con una actuación que traía al recuerdo la murga tradicional de ayer. En su presentación, cantaron que celebran en esta edición su veinte aniversario, para enlazar con un pasacalles, mejor resuelto, con montaje de Vicent Padilla, que ponía en valor la letra.
Su primer tema, “Ventajas de no ser Canarias”, un repaso por la belleza del Archipiélago canario, recordando la riqueza de su campo, para seguir con un pasodoble en el que pidieron que la tierra pueza avanzar. También lamentaron la situación que viven los niños que llegan en patera y reclamaron soluciones, y se les entendía con una selección musical compleja que evidencia el trabajo que han hecho los pequeños por mejorar. Cerraron con un repaso por la Isla, a modo de poesía.
De segundo, “Los hobbies”, para cantar a la pesca y combinar la poesía de enhebrar los anzuelos para pedir más cuidado con el mar, continuar defendiendo la educación, o pedir clases de teatro porque los que actúan aquí no son profesionales. Brindis por la solidaridad y de nuevo homenaje a la murga tradición, con repique incluido. Letras de Airam Bazzocchi y Rayco Anselmo Kasen, de Las Palmas.

4.- El Cabito (1980).- En cuarto lugar, los niños de Fito Sosa, que ha dejado sentir su mano en el repertorio, tanto con la selección musical divertida de la presentación y la despedida como en el desarrollo de temas divertidos y dispares, en un guiño al humor cacofónico y sacando punta a los ritmos de las canciones.
Tras una bonita presentación, que realzó los disfraces de la factoría de Angelita González, siguieron con un pasacalle con magia. A partir de ahí abrieron su repertorio con una selección discotequera y animada. En el primero, lamentan la influencia de las nuevas tecnología, para cerrar reivindicando los juegos tradicionales frente a los efectos de los móviles en los niños.
Su segundo tema, “Historias reales”, una de esas “locuras” que llevan a un escenario algo tan cotidiano como la dependencia a la luz en el cuarto del niño para conectar la “tablet”, los ordenadores, la wifi y hasta el microondas. A partir de ahí, ritmo de samba, homenaje a los abuelos y, de nuevo, recriminan la dependencia a más de cien mil aplicaciones con el móvil, y acaban desenchufándose. Despedida y, como en el pasacalle, su mejor cara musical.

5.- Guachipanduzy (1991).- Llegaron los niños que dirige Lara Coello, hija de los fundadores Juanjo Coello y Carolina Padrón, y subió la temperatura y las ganas de murgas con un repertorio que estusiasmaba según desgranaban sus temas con un exquisito montaje y mejor slección musical, si cabe. Presentacion, enamoraron; pasacalle, y conectaron con el público. En su primer tema, “El mejor regalo”, una forma diferente de criticar, como demostró Felíx Padilla en lo que se podría definir como una “antología del juego”. Arrancan diciendo que le han regalado un libro y ahí encuentran cómo eran los juegos de ayer, hacen un repaso por la comba, la pata coja, el juego de la tiza, el tejo, el trompo… y lo complican, juegan al yoyo mientras cantan el antón pirulero. Enfoque muy original y comercial. Su segundo, “La pandilla”, también con magia y tocando corazón. De nuevo, especialidad de la casa, con una obertura musical preciosa. A partir de ahí, hablan de los niños que tienen en su clase, un chico, un africano, un amigo especial y otro compalero que no oye, y acompañan cada referencia con una selección musical de cada país o adaptado para los dos últimos casos.
Cerraron con despedida y volvieron a dejar arriba el nivel quienes lograron el segundo premio de Interpretación 2018.

6.- Castorcitos (2006).- La murga que dirige Ángel Cabrera con el respaldo en las voces de Óscar Gómez, en las letras de Yone Expósito y la coordinación de Josua Sánchez, cuadraron una sobresaliente actuación. Con una ejecución musical polifónica, encantaron con su pasacalle, para fajarse con las letras. Iban pillados de tiempo. Su primera canción, “El tema perfecto”, en el que desgranaron los cuatro apartados que toma en consideración el jurado para valorar una canción: vocalización, y cantaron con un lápiz en la boca: “al concuro del año pasado los carritos no dejaron entrar”. Luego la crítica, con retahíla, desde los niños sin hogar, al bulling o viaje a la concejala que no lleva a las murgas infantiles a promocionar en el exterior.Siguieron con demostración de voces, para hacer un guiño al estilo Zeta-Zetas y cerraron con humor. Títulos de películas: Si ves la televisión canaria retransmitiendo las murgas infantiles… Misión imposible; o…. si la grada de los políticos está vacía… “Lo que el viento se llevó”. Muy completo y letras curradas.
Se mantuvo el nivel en “Espectadores”, un tema más comercial desde la experiencia de quien va al cine, o a las fiestas de mayo, o ve las telenovelas con su abuela. Excelente la retahíla con los títulos de las series del mediodía, para cerrar tocando corazón en un guiño a todas las murgas, que cantaron que son ganadoras. Recuperan el encanto de su mejor etapa.

7.- Redoblones (2017).- Pusieron el broche de oro a la segunda fase. Solo su presentación merece la pena que la canten la media hora que tienen de actuación, propia de una banda sonora de Disney. Preciosa. Luego sacaron su pasacalle. Los de José Cortés el Pirata llevan dos años y ya han convertido su “Din don” en uno de los temas populares que tararean los aficionados, gracias a la labor del director musical, Javier Suárez Plata, que ha “exportado” del local del ensayo a la grada esta “creatura” de Alexis Hernández.
Primer tema, un enfoque original de algo de toda la vida: el duelo entre “padreros o madreros”, con exquisita calidad musical, y con pruebas que dividía a la murga en dos; los de papá, y los de mamá, para decir quién conduce mejor, a ritmo de rap, o cuando imitan a los padres. Momento exquisto de la letra, cuando forman palabras que lleven “pa” o ma” y forma la frase: “Papá maneja a mi mamá y no me para de mandar”. Sentencian el tema con un brindis por la familia en apoteósis musical.
Pero Redoblones venían con dos triunfos. Su segundo, “La floristería”, es una poesía con música, en la que utilizan las diferentes especies para desgranar argumentos: rosas blancas frente la guerra; rabo de gato, contra el maltrato animal; tulipanes para los hospitales… Y se vienen arriba cuando deshojan una margarita para saber si la concejala quiere a las murgas infantiles, y prometen orejas de burro al jurado si votan bien.
Colofón: ramos de flores a Triquikonas, Orfeon La Paz, Personajes, Rumberos, Mamelones y Chaxiraxi por hacer grande el Carnaval. Para Redoblones, una orquídea.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.