Río Orinoco deja su local por denuncias vecinales

El mismo día que la comparsa lagunera Río Orinoco estrenaba el pabellón Islas Canarias, de Finca España, que el Ayuntamiento de Aguere les facilitó para ensayar, una quincena de vecinos presentaron sus denuncias por el ruido, lo que ha motivado que el colectivo que preside Antonio Socas se encuentre de nuevo en la calle, como adelantó Mundo Carnaval.
Río Orinoco, que se estrenó en 1988, comenzó a ensayar en julio en un pequeño local que le facilitó el Ayuntamiento de La Laguna. Cada día afrontaban el reto de ensayar la coreografía sesenta personas en cuarenta metros cuadrados.
El pasado lunes, la Corporación les facilitó el pabellón Islas Canarias. Antonio Socas, que agradece la colaboración municipal, también entiende las quejas vecinales. La comparsa tuvo que esperar a las diez y media de la noche, cuando acabaron los entrenamientos, y a esa hora comenzaron los ensayos con un cassette. Cuarenta y cinco minutos bastaron para que la Policía se movilizara atendiendo las llamadas vecinales. Ahora toca esperar por otro local.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.