“Salgo a ganar, por eso me fui de Triqui-Traques”

Francis Trujillo “La Juana”, Ex-director musical de Triquis/Ahora en Trabas

“Trabas es un grupo que está creciendo porque lo llevan personas que saben de murga”

Francis Trujillo (Santa Cruz de Tenerife, 1968) es hijo de artistas anónimos. Tanta tradición a la música había en casa que sus padres “se lanzaban puntas” con puntos cubano, “tipo murguero”. Ya su abuelo cantaba Lo Divino en Valle de Guerra, aunque su devoción es el Carnaval, “un mundo de artistas”. Se define “músico de oído”, como sus hermanos, uno en Bambones. Su primera murga, Los Diablos, fue una formación callejera de la vía Monteverde: iba a Miraflores a interpretar canciones pícaras y pasaba el sombrero. Precisamente allí ensayaban Rebeldes, murguita que ahora dirigirá. Su primera infantil “federada” fue Afilapapas Desamparados, con maestro Gangeu. Luego, Ni Pico-Ni Corto, Chinchosos, Triqui-Traques, Desbocados… sin olvidar su sello musical en Ni Picas-Ni Cortas, con Juan Díaz y Cristo Casas, Las Que Faltaban, Tras Con Tras, Triquikonas… “Empecé vendiendo cancioneros, como marcaba la tradición”. Fuera del Carnaval, ha hecho historia en la canción con Soul Sanet.

Para 2018, deja Triqui y ficha por Trabas, a la que agradece su confianza y apoyo, y se dedicará a la infantil Rebeldes.

¿Dónde ha pasado sus mejores años murgueros?
En Triqui-Traques, porque fue donde viví más años (desde 1995 y en una segunda etapa desde 2014). Esta vez me voy con un pesar, aunque me invitaron a quedarme. Es como si mi mujer me deja y me dice que siga viviendo allí, sabiendo yo que se acuesta con otro en mi casa.

¿Por qué ficha por Trabas?
Cuando se enteraron de mi marcha en Trabas, David Padilla y José María Tejera llamaron al presidente y le dijeron que no dejara pasar la oportunidad de incorporarme y llamaron. Tienen una idea muy bonita, porque es una murga que está creciendo y yo no me lo puedo perder. Vamos a trabajar en equipo. Estoy con personas que saben de murga, que se dejan asesorar y les gusta aprender. Estoy superfeliz después de un mes intenso.

¿Y Rebeldes?
Rebeldes este año quiere volver a ser la murga que era y se está haciendo un equipito muy bueno. Estoy rodeado de lo mejor.

¿Cobra?
Por supuesto. Yo cobro para gastos, no para vivir. No puedo ofrecer mi trabajo y encima sacar dinero de mi casa. No soy un avaro de las murgas. Me gusta mi trabajo y que me apoyen; estoy parado; Pero no abuso.

¿Separaría el concurso por sexos?
He trabajado con murgas femeninas, hasta que decidí dejarlas por algunas situaciones que se viven entre ellas. También dejé a los niños, pero Rebeldes es una murga infantil diferente. Al igual que hay fútbol femenino, es hora de que tengan más oportunidad con un concurso propio con más opciones a tres premios de Interpretación. Es un tema delicado.

¿Sale a ganar o va a participar?
Salgo a ganar, por eso me fui de Triqui-Traques, porque para ganar hay que trabajar y no vivir del cuento. Necesitas una murga que vaya a ensayar en la que todos tengan la misma ilusión por un premio, como lo ha hecho Zeta-Zetas y como lo están haciendo Desbocados o Trabas. Estoy en Trabas porque sé lo que voy a hacer en 2018 y hay murga para lograr lo que pretenden, tienen ilusión y confianza. Donde estaba me quitaron la ilusión.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>