Sara Febles: «Los niños deben saber lo que cantan e interpretarlo»

A sus 17 años, Sara RincónFebles, más conocida en el Carnaval comoSara Febles, combina cada día su pasión por las murgas con sus estudios: estudia segundo de Bachillerato en el Instituto María Rosa Alonso, de Añaza, a las 14:30 horas va a almorzar a casa de Romén Soriano, con el que comparte tareas en la dirección musical de Rebobinados y Diabólicas.

Allí repasan los montajes, antes de ir a ensayar primero a los niños –que cierran hoy la primera fase– y luego a Diabólicas. Cuando llega a su casa, a la medianoche, estudiar antes de acostarse para, al día siguiente, comenzar otra jornada a las siete de la mañana. Su ilusión, de mayor, ser policía.
Con doce años, Sara fue componente de Revoltosos; entró para probar. Su tío, Juani Febles, era el director musical de los niños; en la actualidad él es uno de los responsables del montaje en LaTraviata. Ya en 2015, y lleva cuatro años, aceptó la invitación de Romén Soriano de sumarse a Rebobinados, murga con la que precisamente anoche celebró su último ensayo. “Las lágrimas me las bebía; aunque sea mi último año como componente (cumple 18) voy a seguir vinculada con los niños”, dijo anoche. Sara, admirada por nuevos y no tan nuevos directores musicales, es un descubrimiento de Romén Soriano. El año pasado, en busca de talento en su murga, invitó a los niños a que intentaran montar la canción que quisieran a tres voces… Y allí apareció Sara Febles, la única que aceptó el reto. Le envió a Romén la presentación de Bambones del año anterior.
Incrédulo, Romén volvió a poner otra prueba a Sara, pero esta vez delante de él, y la demostración fue “cum laude”. Además de tocar la batería, los timbales y las congas, en el último año ha aprendido la guitarra. “Soy más de cantar”, precisa. Si tuviera que elegir un director musical, “por supuesto, Romén Soriano, por cómo lo hace, y mi tío, Juani”.
¿Estilos de murgas cantando? Bambones y Diablos. ¡Y por supuesto Traviata!, se apresura a añadir. Aunque es amante de la buena música, reconoce que “se puede interpretar una buena letra y ganar aunque desafines”. Para ella, lo importante es defender la letra: “Hay murgas que desafinan y ganan”, insisten. La clave, en las murgas infantiles, es que “los niños deben saber lo que cantan e interpretarlo”. Tiene clara su función en la murga: le gusta la dirección musical; nunca se ha planteado hacer una letra. 2018 es su segundo año como directora musical en Rebobinados (en 2017 se estrenó y logró un segundo), y también monta por primera vez, junto a Romén en la novel Diabólicas. “Vamos a intentar hacer lo mejor posible y que guste a la gente; es nuestro primer año”.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.