Tiralenguas se queda a las puertas del pódium en Santa Cruz

La murga icodense ganadora del certamen del Norte 2018, Tiralenguas, remontó cuatro posiciones de la fase a la final celebrada la noche del pasado viernes, quedándose a las puertas de entrar en el pódium chicharrero, en la que hubiera sido la primera vez en su historia.

La formación que fundó y dirige José Antonio Vera -que puede presumir de haber sido la primera murga del Norte que llegó a una final en Santa Cruz, en el año 2008- presentó un mejor repertorio el viernes que en las eliminatorias, a juicio del jurado. Según los datos a los que ha tenido acceso EL DÍA, los icodenses pasaron en octavo puesto, con una diferencia de 22 centésimas sobre el noveno clasificado en fase, curiosamente Trapaseros, el eterno rival en la comarca norte.
El grupo que lidera Vera se creció en la final, quedando clasificados en quinta posición.
El jurado coincidió en que Zeta-Zetas, Mamelucos y Bambones han sido las mejores murgas del concurso, si bien en las fases previas los de la Casa del Miedo volvieron a imponer su ritmo, por delante de Bambones y la murga 3D que dirige Javier Lemus.
Con la puntuación de la fase, Diablos Locos hubiera mojado en Interpretación, con un accésit, mientras que, con la puntación concedida por el jurado, cayeron hasta el sexto puesto, por delante de Triquikonas, que también perdió posiciones respecto a las fases, a juicio de los encargados de la deliberación. En las previas quedaron en quinto puesto y la noche del viernes, en el séptimo. También las chicas de Adela Peña, Burlonas, presentaron un mejor repertorio en fase que en final -siempre tomando como referencia al jurado-: llegaron a la final en séptimo puesto y, al término de la fiesta de la crítica y el pasacalle, quedaron en octavo.
A falta de conocer al detalle las puntuaciones, Zeta-Zetas y La Traviata reservaron su artillería para la final, lo que les permitió a los de Javier Lemus escalar del tercer al primer puesto, y a los de El Toscal, entrar en el pódium.
Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.