Tradiciones que no cambian ni con piercing

La sardina, diseño de Elena González y de pequeñas dimensiones, recorrió el centro de Santa Cruz entre llantos y desmayos de alegría.

Lo que comenzó como un duelo de centenares de viudas en la calle Juan Pablo II  terminó como  una demostración de ingenio de los participantes del Entierro de la Sardida en la capital tinerfeña, hasta su incineración cerca del antiguo hospital civil. Cada vez ganan más protagonismo personajes como las Celias o los “botones” Manolo Peña y Fermín Hernández, de Mamelucos, con corona incluida… Son los nuevos rostros de un desfile en el que se dejó sentir a grandes del Carnaval, como el Charlot de Tenerife, Pedro Gómez Cuenca, o Miss Peggy, uno de los personajes más entrañables, que desde hace dos años sigue los actos desde casa. Los tiempo cambian. Los protagonistas también desde el recuerdo a quienes han hecho grande este acto. Tanto ha cambiado la sardina… Casi es más grande su piercing que ella misma.

Hgonar

Acerca de Humberto Gonar

Murguero frustrado, buitre leonado, lengua trapo... son algunos de los epítetos con los que los colectivos críticos han definido a quien desde 1990 lleva vinculado oficialmente con el mundo de la información de Carnaval, a través de las páginas del periódico EL DÍA. Él se define como un murguero disfrazado de ajuntaletras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.